Usted está en:
Mayo 7, 2020

¿A qué podemos jugar en media hora al aire libre? ¡Anímate! La diversión espera por ti

¿A qué podemos jugar en media hora al aire libre? ¡Anímate! La diversión espera por ti
Aunque los juegos mecánicos de los parques están restringidos, así como montar bici o usar patineta y patines, aquí te damos algunas ideas para disfrutar la salida.
¿A qué podemos jugar en media hora al aire libre? ¡Anímate! La diversión espera por ti

Quizá ya te habrás enterado por las noticias o por medio de tus padres o cuidadores que el Gobierno Nacional anunció que los niños, niñas y adolescentes, entre los 6 y los 17 años, podrán salir al espacio público durante media hora, tres veces a la semana, a partir del próximo 11 de mayo.

Esto no quiere decir que la cuarentena haya finalizado sino que tendremos la posibilidad de salir fuera de nuestras casas por un corto tiempo siempre y cuando no tengamos síntomas de gripa o resfriado o tengamos algún malestar estomacal.

Así mismo, no olvides que tanto el adulto que nos acompañe como los niños y niñas debemos seguir todas las medidas de seguridad como el uso de tapabocas y de gel antibacterial o alcohol y el distanciamiento social de, al menos, dos metros de distancia frente a otras personas que nos encontremos en la calle.

Además, recuerda que no está permitido el uso de los juegos mecánicos de los parques como columpios, rodaderos, pasamanos, entre otros, ya que sus superficies pueden tener algún riesgo de contaminación. Tampoco debemos  usar balones, bicicletas, patinetas  o patines.

Estas son restricciones necesarias para garantizar nuestra protección y bienestar. No olvides recordárselo a tus padres.

Ahora bien, es  posible que te estés preguntando ¿cómo puedo divertirme durante esa media hora en la que puedo salir de casa? ¿Qué puedo hacer afuera?

Pues bien, desde el ICBF queremos darte algunas ideas para disfrutar ese tiempo al aire libre al máximo ¡Anímate a experimentarlas!

Opciones para divertirte en media hora

Las siguientes son algunas dinámicas que puedes realizar al aire libre. Puedes combinar las actividades e invitar a participar al adulto que te acompañe.

1. Golosa, Rayuela o ‘pata coja’

Lleva contigo una tiza y al llegar al parque dibuja una golosa sobre el pavimento ¡Seguro sabes de qué te estamos hablando! Si no haz tu búsqueda en internet.

Anima a tu cuidador y a tus hermanos a unirse al juego saltando entre las casillas, en un solo pie y sin tocar las líneas. Para ponerle más emoción, establece penitencias para aquel que se equivoque como por ejemplo, hacer un ocho con la cola, etc.

2.  La gallina ciega

Elige un espacio libre donde el piso sea plano y no haya objetos o elementos con los que se puedan tropezar o huecos que puedan generar accidentes.

Pídele a tu cuidador que te vende los ojos o cubre los de tu hermano o hermana quien será “la gallina ciega” y deberá girar en círculos unas cuantas veces para generar un poco de desorientación. La gallina ciega deberá atrapar al adulto o al otro niño participante siguiendo sus voces y estirando los brazos.

Tan pronto como la gallina ciega toque al otro participante este habrás perdido y deberán reiniciar el juego o intercambiar roles en el caso de los niños.

3. Globos en el aire

Consigue un globo, ínflalo y jueguen a lanzárselo entre sí. El objetivo es no dejarlo caer por ningún motivo.

Pueden lanzarlo con las manos, las piernas, los pies o la cabeza con tal de que este no toque el suelo. Al terminar la actividad, te recomendamos pincharlo y arrojarlo a una caneca de basura antes de volver a casa.
 
4. Arma tu propia carrera de obstáculos

Tú y cuidador pueden armar su propia carrera de obstáculos al aire libre. Solo necesitan observar detalladamente el espacio en el que disfrutarán la sesión. Para empezar, definan un punto de partida y luego, los obstáculos y retos que deberán lograr.

Por ejemplo, pueden iniciar saltando en un solo pie hasta determinado punto, después avanzar haciendo sentadillas hasta llegar a otro lado; acto seguido, correr haciendo un círculo alrededor de los árboles o plantas;  y luego, caminar hacia atrás otra distancia para terminar dando grandes saltos.

 Si hay escalones o troncos, ese puede ser otro obstáculo, pues deberán subirlos y bajarlos el número de veces que ustedes mismos definan.

La idea, es aprovechar cada rincón del espacio público elegido y convertirlo, a punta de creatividad, en una zona de juegos.

5. Carrera de tres patas

Para este juego necesitarás llevar una pequeña cuerda suave, un pañuelo o una tira de tela.  Arma  parejas, tú con tu cuidador, o con tu hermano o hermana, de modo que uno quede a lado del otro.

Las piernas de cada miembro de la pareja que quedan juntas serán atadas con la cuerda, el pañuelo o la tira de tela. El juego consiste en correr hacia la línea de meta, coordinándose lo mejor posible, para no perder el equilibrio.

6. Exploradores del espacio

Antes de salir de casa hagan un listado en una hoja de papel de las posibles cosas que se encuentran afuera. Por ejemplo, una flor de color rojo, una roca, una caneca de basura, un carro azul, un perro, una puerta verde, un árbol gigante,  una fuente de agua, etc.

La idea es convertirse en exploradores y buscar en el recorrido todo lo apuntado en la lista.  Quien identifique primero el objeto deberá poner la inicial de su nombre en el papel. Gana quien más objetos logre descubrir.
 
6. Figuras de algodón

Esta es una opción para recuperar la calma y finalizar la sesión al aire libre.

Siéntense en una silla o en el pasto y miren al cielo. Usen toda su creatividad e imaginación e intenten descubrir las figuras que forman las nubes.

A su vez, anímense a disfrutar de los sonidos y sensaciones del ambiente: el trino de los pájaros, el sonido del agua, el latido de los perros, la sensación del viento en las mejillas, el calor del sol, etc.

Trotar o correr

Esta actividad es excelente para activar tu cuerpo. Tú puedes elegir la velocidad y la intensidad con la que quieres hacerlo.

En caso de que tu cuidador no pueda o no quiera participar, pídele que te tome el tiempo o que te ayude a contar el número de vueltas dadas. Lo ideal es iniciar con una práctica suave e ir incrementando el ritmo a medida que avanzan los días.

2. Actividad física

Toma tu celular y busca en internet una rutina de ejercicios o de yoga para desarrollar al aire libre. No olvides hacer calentamiento y realizar estiramientos antes y después de cada práctica e invita al adulto a unirse a la práctica.

3. Caminar

A veces todo lo que queremos es salir a dar una vuelta, caminar y respirar aire puro. Aprovecha el recorrido para conectarte con tu cuidador, preguntarle eso que siempre has querido saber o contarle algún secreto que quieras compartir.

¡No olvides!

-Niños, niñas, adolescentes y adultos deben hidratarse antes de salir y al regresar a casa.

-Recuerda aplicarte protector solar y usar gorra para proteger tu piel de los rayos ultravioleta.

-Usa ropa y zapatos cómodos. Recuerda cambiar las prendas al regresar a casa, echarlas a lavar y tomar un baño.

-Antes de salir y al volver a casa, lávate las manos con agua y jabón.
-