Usted está en:

Medidas Privativas de la Libertad

Medidas Privativas de la Libertad

A continuación se relacionan dos modalidades:

Centro de Internamiento Preventivo - CIP

El Centro de Internamiento Preventivo es el servicio que presta atención a los adolescentes y/o jóvenes a quienes en virtud de lo establecido en la Ley 1098 de 2006, artículo 181, en cualquier momento del proceso y antes de la audiencia de juicio, el juez de control de garantías, como último recurso, decreta la detención preventiva cuando se dé uno cualquiera de los siguientes criterios de necesidad:

  • Riesgo razonable de que el adolescente se evadirá el proceso.
  • Temor fundado de destrucción u obstaculización de pruebas.
  • Peligro grave para la víctima, el denunciante, el testigo o la comunidad (…)”.

Preguntas Frecuentes

  • ¿Cuáles son los objetivos del Internamiento Preventivo?

    • Iniciar un proceso formativo para que el adolescente reconozca el daño causado, sus derechos y los de los otros.
    • Propiciar la vinculación de la familia y/o red de apoyo al proceso.
    • Restablecer su proyecto de vida.

  • ¿Cuáles son los criterios de Ubicación?

    La ubicación de un adolescente o joven en este servicio de atención se realizará por orden del Juez de Control de Garantías en cualquier momento del proceso antes de la audiencia del juicio oral y “…no procederá sino en los casos en que, conforme a la gravedad del delito sería admisible la privación de libertad como medida.”. Es importante tener en cuenta que, de acuerdo con el Parágrafo 1° del artículo 181 de la Ley 1098 de 2006, si cumplido el término de cuatro (4) meses prorrogable por uno (1) más, el juicio no ha concluido por sentencia sancionatoria, el Juez que conozca del mismo lo hará cesar, sustituyendo la medida por otra como la asignación a una familia, el traslado a un hogar o a una institución educativa”.

  • ¿Cuáles son las características del servicio?

    Se realiza una valoración integral sobre aspectos de salud, académicos, formativos, ocupacionales, psicosociales y de inclusión social, que determinen claramente el plan de atención individual. Esta valoración deberá adelantarse en un plazo máximo de 30 días a partir del ingreso, y enviarla a la autoridad judicial una vez se conozca a cuál de ellas corresponde el caso por reparto.

    Los adolescentes que lo requieren deben contar con una valoración en consumo de sustancias psicoactivas por parte de los profesionales psicosociales del operador pedagógico y, de ser necesario, recibir la atención respectiva orientada a mitigar el consumo y reducir el daño. Para garantizar una atención especializada, la Defensoría de Familia podrá realizar actuaciones administrativas con las Entidades Prestadoras de Servicios de Salud EPS e Instituciones Prestadoras del Servicio de Salud IPS.

    En este servicio se plantea el Plan de Atención Individual, e inicia su desarrollo según el tiempo de permanencia en la medida. Permanencia: Cuatro meses prorrogables con motivación por un mes más.

  • ¿Cuál es el tiempo de permanencia en este servicio?

    La permanencia de un adolescente en este centro de atención será por el término definido en la norma, cuatro (4) meses prorrogables con motivación a uno (1) más. Se estima una rotación de tres (3) adolescentes cupo al año.