Inicio
 
Imprimir

RESOLUCIÓN 2365 DE 2007

(24 septiembre)

Diario Oficial No. 47.417 de 21 de julio de 2009

INSTITUTO COLOMBIANO DE BIENESTAR FAMILIAR – ICBF

<NOTA DE VIGENCIA: Resolución derogada por el artículo 5 de la Resolución 5930 de 2010>

“Por la cual se actualiza el Lineamiento Técnico – Administrativo de Hogares Sustitutos”

Resumen de Notas de Vigencia

LA DIRECTORA GENERAL DEL INSTITUTO COLOMBIANO DE BIENESTAR

FAMILIAR,

En uso de sus facultades legales y estatutarias establecidas en el Artículo 78 de la Ley 489 de 1998, el inciso 2° del Artículo 2° del decreto 3264 del 2002 y la Ley 1098 de 2006 - Código de la Infancia y la Adolescencia, y demás normas concordantes y complementarias, y

CONSIDERANDO:

Que de acuerdo con lo establecido en el Artículo 12 del Decreto 2388 de 1979, reglamentario de la Ley 7 de 1979, las actividades que realicen las entidades del Sistema Nacional de Bienestar Familiar con el fin de prestar el Servicio Público de Bienestar Familiar deberán cumplirse con estricta sujeción a las normas del servicio y a los reglamentos dictados por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Que de acuerdo con lo establecido en el Artículo 59 del Código de la Infancia y la Adolescencia - Ley 1098 de 1996, la ubicación en Hogar Sustituto es una medida de protección provisional que toma la autoridad competente con niños, niñas y adolescentes en situación de amenaza o vulneración de sus derechos.

Que de acuerdo con el Decreto 3264 del 30 de diciembre de 2002, mediante el cual se establece la estructura del nivel central del ICBF y se determinan las funciones de sus dependencias, se le asignaron a la Dirección Técnica del Instituto entre otras las siguientes funciones: 1) Proponer a la Dirección General el desarrollo de programas y servicios que den respuesta a las necesidades y problemáticas de la niñez, la adolescencia y la familia Colombiana; y 2) Orientar la formulación de lineamientos y estándares para los servicios de atención a la niñez, la adolescencia y la familia..

Que el Lineamiento Técnico Administrativo de Hogares Sustitutos y Amigos contribuye a mejorar la gestión institucional en las diferentes dependencias del ICBF, por cuanto contiene el marco conceptual, normativo y metodológico para la organización, puesta en marcha, contratación y seguimiento de las diferentes modalidades de atención a la niñez, la adolescencia y la familia en situación de vulnerabilidad Social y de vulneración de sus derechos.

Que el Lineamiento Técnico Administrativo de Hogares Sustitutos, contribuye a mejorar la gestión Institucional en las diferentes dependencias en el Instituto, por cuanto contiene el marco conceptual, normativo y metodológico para la organización, puesta en marcha, contratación y seguimiento de las diferentes modalidades de atención a la niñez, la adolescencia y la familia en situación de vulnerabilidad Social y de vulneración de sus derechos.

Que el lineamiento Técnico Administrativo de Hogares Sustitutos adoptado mediante resolución No. 0578 del 8 de abril de 2005, fue revisado por las Regionales y Seccionales del ICBF y por la Dirección Técnica de la Sede Nacional, para su actualización, ajustes que contiene el documento anexo.

Que de acuerdo con la resolución 2623 del 19 de diciembre de 2003, expedida por la Dirección General del ICBF, se hace necesario reglamentar la elaboración, revisión y aprobación de los manuales, lineamientos, procesos, procedimientos, formatos e instructivos en el Instituto.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ARTÍCULO 1o. <Resolución derogada por el artículo 5 de la Resolución 5930 de 2010> Aprobar mediante la presente resolución la actualización del Lineamiento Técnico Administrativo de Hogares Sustitutos.

Ir al inicio

ARTÍCULO 2o. <Resolución derogada por el artículo 5 de la Resolución 5930 de 2010> El lineamiento aprobado por la presente Resolución es de obligatorio cumplimiento por las áreas, servidores públicos y entidades que prestan los servicios de bienestar familiar.

PARÁGRAFO: Los Directores, Jefes de Oficina, Coordinadores de Grupo y demás Coordinadores serán responsables de la aplicación del Lineamiento Técnico Administrativo de Hogares Sustitutos aquí aprobados. La Oficina de Control Interno, Dirección Técnica y la Dirección de Evaluación verificarán el cumplimiento de los mencionados lineamientos.

Ir al inicio

ARTÍCULO 3o. <Resolución derogada por el artículo 5 de la Resolución 5930 de 2010> La presente resolución rige a partir de su publicación y deroga las normas que le sean contrarias.

Dada en Bogotá, D. C., a los 24 SET. 2007

PUBLÍQUESE, COMUNÍQUESE Y CÚMPLASE

ELVIRA FORERO HERNANDEZ

Directora General

LINEAMIENTOS TÉCNICO- ADMINISTRATIVOS DE HOGARES SUSTITUTOS

<Fuente: Archivo interno Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, 02-12-2008>

INSTITUTO COLOMBIANO DE BIENESTAR FAMILIAR

DIRECCIÓN TÉCNICA

L03.PE02 24/09/07 Versión 2.0

Elvira Forero Hernández

Directora General

Rosa María Navarro Ordoñez

Secretaria General

Luz Mila Cardona Arce

Directora Técnica

Ingrid Rusinque Osorio

Subdirectora Lineamientos y Estándares

Versión 2007

Subdirección Lineamientos y Estándares

Rosalba Valencia

Psicóloga

Lina Maria Bernal

Psicóloga

Subdirección Intervenciones Directas

Ilvia Ruth Cárdenas Luna- Coordinadora Grupo Adopciones

Dirección Técnica - Equipo de Protección

Carlos Alberto Hurtado Jaramillo

Abogado - Ex Asesor Dirección General

Margarita Montenegro Alvarez

Psicóloga

Dirección de Evaluación

Martha Acosta de Niño

Asistente Técnico

La Dirección Técnica del ICBF agradece de manera especial a todas las personas que desde sus diferentes saberes, vivencias y aprendizajes aportaron a la producción de este documento, con el interés de dar respuesta a una Colombia plural, multicultural y Multiétnica, que requiere acciones diversificadas para nuestros niños, niñas y adolescentes con derechos vulnerados.

A los Servidores Públicos de los Grupos de Asistencia Técnica y Equipos Técnicos de Protección ICBF que participaron del I y II Encuentro Nacional de Hogares Sustitutos 2001, gracias por la mística y compromiso personal con que enriquecieron, desde su experiencia y conocimiento profesional, el análisis y la construcción de estos lineamientos.

AntioquiaNelly Santiago y Silvia Montoya
AtlánticoLuz Estella de Gazabón y Consuelo Díaz
BogotáGraciela González, Lisbeth Cuellar, Martha Cecilia
Avendaño y Sandra Patricia Jiménez
BolívarMiryam Guardo y Mayra Watts G.
BoyacáAlicia Jarro y Myriam J.Silva
CaldasConsuelo Henao y Maria Yadira González
CaquetáGloria Stella Córdoba y Mercedes Penagos
CaucaMagloris Botina y Natalia Tovar
CesarMaria Esther Córdoba y Yaneth Restrepo
CórdobaCándida Buelvas y Kedyn Gloria López
CundinamarcaGuiomar Rincón y Esperanza Prieto
ChocóCilia Esther Castro y Yolanda Perea
HuilaMaria Inés Zambrano y Carmen Aydee Tello
GuajiraEsperanza López y Janis Arregoces
MagdalenaEunice Zabala y Clara Ines Bermúdez
MetaRosa Inés Forero y Martha Eugenia Solano
NariñoIrma Gómez Gualdrón
Norte de SantanderMabel Lucía Villamizar y Ayda Sonia Parra
QuindíoMaria Elena Valencia y Martha Cecilia Ceballos
RisaraldaGloria C. Cárdenas y Adriana Maria Grisales
SantanderFanny Inés Díaz y Esperanza Mosquera
SucreYenny Restrepo y Nasly Diaz
TolimaNidia Beatríz Rozo y Martha Rengifo
ValleMyrian Quintero y Luz Beatriz Pino
San AndrésMary Jay-Pang y Bettina Britton
AraucaCarmen Rocío Tellez y Martha Luz Barbosa
CasanareVictor Hugo Castellanos y Enilsa Raquel Cera
PutumayoBlanca Lidia Bucheli y Rosalba Palacios
AmazonasZulma Leonor Ramírez y María del Socorro Blandón
GuainíaCamilo Cantillo y Anilsa Wilches
GuaviareJazmine Alicia Botia y José Humberto Ruiz
VaupesAmelia Alvarez y Doris Baron
VichadaOlga Marleny Burgos y Luz Dary Sarmiento

A las Madres Sustitutas, Niños, Niñas y Adolescentes en protección que nos acompañaron en el I y II Encuentro de Hogares Sustitutos 2001, gracias por compartir sus experiencias de vida, angustias, sueños y alegrías. Sus testimonios han inspirado propuestas de cambio en torno a los Hogares, y se entrelazan en los párrafos para dar sentido a estos propósitos.

Madres Sustitutas Participantes

AntioquiaDora del Socorro Loaiza
AtlánticoMaribel Esther Ramirez
BogotáEsperanza Azuero, Yolanda Triana
CaldasMarleny Sánchez
ChocóFabiola Moreno
GuajiraAna Julia Sierra
SantanderCecilia Beltrán
ValleAmparo Rojas
AraucaAna Cely Machuca
CasanareVilma Franco
PutumayoMaria Dioselina Buesaquillo
AmazonasEmilda Orchegui
GuainíaAlejandrina Díaz
VaupésRosa Tulia Ordoñez

Niños, Niñas y Adolescentes Participantes

Antioquia Andrés Felipe Santa
Atlántico Henry Ahumada
Bogotá Martha Yurani Quintero
Luis Enrique Rojas
CaldasCarlos Alberto Sánchez
Chocó Enrique Martínez
GuajiraWilkin Ferrer
Santander Leidy Tatiana Camacho
Valle Flor María Grueso
Arauca Juan Bautista Cabarico
Casanare María Diria Rincón
Putumayo Yuly Marcela González
AmazonasAna Beatriz Rojas
Vaupés Avelino Perilla
GuainíaEmanuel Vélez

TABLA DE CONTENIDO

Introducción

Antecedentes

1. SISTEMA DE ATENCION

1.1 Definición

1.2 Objetivos

1.3 Organización del Servicio

2 RUTA DEL SISTEMA DE ATENCION

2.1 Selección de las familias

2.2 Proceso de atención desde la perspectiva de Derechos

2.3 Etapas del Proceso de Atención

2.4 Proceso de Formación Permanente con las Familias Sustitutas

2.5 Organización de Documentos y Sistematización de la Información

2.6 Supervisión, Seguimiento y Asesoria

2.7 Evaluación del Servicio

2.8 Administración de los Hogares Sustitutos mediante contratación

3. ESTANDARES

3.1 Dotación

3.2 Cuota de sostenimiento

3.3 Gastos de Emergencia

3.4 Soporte a la Gestión del proyecto

4. FAMILIAS SUSTITUTAS PARA NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES INDIGENAS

4.1 Principios

4.2 Tipologias de Organización

4.3 Coordinación Interinstitucional

4.4 Criterios Generales para modalidades de atención en comunidades indígenas

4.5 Organización y funcionamiento del servicio

Bibliografía

ANEXOS

Proceso de Selección

Formulario de Solicitud para Selección

Informe de visita y Estudio social

Estudio Psicológico

Guía Taller Pedagógico

Guía Visitas de observación

Formulario de Calificación

Concepto Integral

Variables y puntajes para la selección

Descripción del formulario de Calificación

Procedimiento para el proceso de selección

Diagrama de flujo del proceso de selección

Acta de adquisición calidad Hogar sustituto

UBICACIÓN NIÑOS EN HOGARES SUSTITUTOS

Acta de Ubicación

Matriz de responsabilidades del proceso de atención

PROCESO DE SUPERVISION Y SEGUIMIENTO

Acta de Amonestación

Acta de perdida de calidad de Hogares Sustitutos

Diagrama de flujo proceso de seguimiento y asesoría

Informe de Seguimiento y asesoría

DOTACION

Guía para la adquisición y entrega de la dotación

Estándares básicos de dotación

Formato Evaluación de Necesidades de Dotación

Consolidado Necesidades de Dotación (Básica)

Consolidado Necesidades de Dotación (Personal)

Consolidado Necesidades de Dotación (Escolar y Aseo)

Consolidado Necesidades de Dotación (Regional)

Acta dotación entregada (Básica)

Acta dotación entregada (Personal)

Acta dotación entregada (Escolar y Aseo)

Carta de Autorización intercambio de bonos

Relación de responsables de Hogares sustitutos

Acta de entrega de bonos por parte del contratista

Acta de entrega de bonos por parte de la oficina financiera

Acta de entrega de bonos por parte del supervisor del contrato

Acta de entrega de bonos a los responsables de Hogares sustitutos

Tarjeta de existencias físicas de elementos en bodega

Acta de entrega de los bienes de almacén

Acta de inspección a la bodega de dotación

Resolución para ordenar el gasto de dotación del Hogar Sustituto

Resolución para entregar el dinero al responsable del Hogar sustituto

Resolución entrega de dotación mediante bonos

Parámetros para el proceso de contratación con entidades del SNBF

INTRODUCCION

El proceso de restablecimiento de derechos de los niños, niñas y adolescentes en situación de inobservancia, amenaza o vulneración, representa un gran reto para el ICBF toda vez que se busca la restauración de su dignidad e integridad como sujetos, y de la capacidad para hacer un ejercicio efectivo de los derechos que les han sido vulnerados.

Con la promulgación del Código de la Infancia y la Adolescencia – Ley 1098 de 2006 – acorde con los Convenios y Tratados ratificados y adheridos por Colombia y con la Constitución Política; se establece como finalidad la garantía del pleno y armonioso desarrollo de los niños, las niñas y los adolescentes, así como el reconocimiento de estos como sujetos de derechos, la garantía y cumplimiento de los mismos, la prevención de su amenaza o vulneración y la seguridad de su restablecimiento.

Teniendo en cuenta la responsabilidad del Estado a través del Sistema Nacional de Bienestar Familiar en el restablecimiento de los derechos a los niños, niñas o adolescentes a quienes se les han vulnerado, y que una de las medidas de protección provisional que toma la autoridad competente, establecida en el Código de la Infancia y la Adolescencia es la ubicación en Hogar Sustituto; se ha hecho necesaria la revisión de la versión 2005 de estos lineamientos técnico administrativos.

Este documento es el resultado de la reflexión y construcción conjunta de los actores de este proceso: niños, niñas, adolescentes, madres sustitutas y servidores públicos que desde su experiencia han enriquecido el presente trabajo y el cual la Dirección General del ICBF pone a disposición de las autoridades competentes, servidores públicos y agentes del Sistema Nacional de Bienestar Familiar para que se constituya en una herramienta de trabajo que contribuya al cumplimiento y el restablecimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes con la participación corresponsable de la familia y la sociedad.

ANTECEDENTES

El presente lineamiento tiene como antecedente los “Lineamientos Técnico- administrativos y Estándares de Estructura de Hogares Sustitutos ” aprobados mediante resolución 0578 de abril 8/05, cuyo resultado fue producto de un análisis sobre los Hogares Sustitutos desde su creación hasta el momento actual, considerando los actores comprometidos en su desarrollo, las experiencias de los niños, las niñas y los adolescentes y su relación con las familias biológicas y sustitutas, los procesos de seguimiento, asesoría, formación y supervisión y experiencias novedosas, a la luz de los derechos y de la puesta en marcha del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF).

En la década de los 70, los Hogares Sustitutos, surgieron como una modalidad familiar y comunitaria orientada a prevenir la deprivación afectiva de los niños, las niñas y los adolescentes que se presentaba en las instituciones. Como producto de la experiencia lograda durante este tiempo, se produjeron los primeros lineamientos en el año 1974.

Desde su inicio, con los Hogares Sustitutos se buscaba reducir la atención en medio institucional, proporcionando experiencias de vida en familia y formación de vínculos afectivos. Incluía niños menores de 12 años, con preferencia de 0 a 7 años en situación de peligro y/o abandono. Se excluían los niños con enfermedades infecto - contagiosas, problemas de conducta graves, limitaciones físicas o mentales y problemas familiares de tipo económico; situaciones a las cuales se buscaba solución a través de otros servicios.

Once años más tarde, en 1985, el objetivo de atención se orientó a formalizar el cuidado solidario de vecinos y familia extensa de los niños, las niñas y los adolescentes desprotegidos menores de 7 años. A partir de esta fecha se incluyen en el servicio los niños y adolescentes con limitaciones físicas o mentales y con situaciones familiares de pobreza, padres abusadores y maltratantes, procedentes de zonas urbanas y eventualmente rurales.

Desde el año 1989, con la expedición del Código del Menor, se amplió la protección en los Hogares Sustitutos a las situaciones irregulares contempladas en el mismo. En 1990, con base en las normas del Código en vigencia, se revisaron y actualizaron los lineamientos publicando un nuevo documento.

En 1995, en el lineamiento se presenta la modalidad como una alternativa para los niños, las niñas y los adolescentes que por su edad o condiciones personales no presentaban posibilidades de adopción, con el fin de crear lazos con una familia y una comunidad y favorecer su sentido de identidad y pertenencia.

Posteriormente, se consideraron situaciones nuevas de vulneración como efecto del conflicto armado, la explotación sexual y algunas situaciones particulares de salud. Así mismo, situaciones presentadas por el alto índice de violencia intrafamiliar, incesto, enfermedades psiquiátricas de los padres, desorganización y desintegración familiar, condiciones de desempleo y problemas de adicción de los padres.

En 1997, se actualizaron los Lineamientos Técnicos, documento vigente hasta el año 2005. Con la promulgación de la Ley de Infancia y Adolescencia este último ha sido revisado y ajustado de acuerdo con los requerimientos de esta nueva norma.

1. SISTEMA DE ATENCION

1.1 DEFINICION

El Hogar Sustituto es una modalidad de atención que corresponde a una medida de restablecimiento de derechos denominada “Ubicación en Hogar Sustituto” definida en el artículo 59 del Código de la Infancia y de la Adolescencia como: “la ubicación del niño, la niña o el adolescente en una familia que se compromete a brindarle el cuidado y atención necesarios en sustitución de la familia de origen”.

La medida de ubicación en Hogar Sustituto será decretada por el Defensor de Familia mediante resolución motivada y de acuerdo con las normas técnicas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. En los municipios donde no haya defensor de familia, las funciones serán asumidas por el Comisario de Familia. En ausencia de este último, las funciones asignadas al Defensor y al Comisario de Familia corresponderán al Inspector de Policía.[1]

El Hogar sustituto es una alternativa de vida en familia, en donde se retoma el proyecto de vida de cada niño o niña, se reconstruye y fortalece, buscando a futuro la formación de un ser humano autónomo seguro y con capacidad para enfrentarse a los retos personales, familiares sociales y laborales.

1.2 OBJETIVOS

1.2.1 Objetivo General

Garantizar a los niños, las niñas y los adolescentes, el restablecimiento y cumplimiento de sus derechos, proporcionándoles protección integral en condiciones favorables, mediante un ambiente familiar sustituto, que facilite su proceso de desarrollo personal, familiar y social que permita superar la situación de vulnerabilidad en que se encuentran.

1.2.2 Objetivos Específicos

· Facilitar la construcción, fortalecimiento y restablecimiento de vínculos afectivos mediante experiencias de vida armónica en familia.

· Garantizar una alimentación acorde con el proceso de desarrollo y el acceso permanente a los servicios de educación, salud, recreación, cultura y justicia necesarios, de acuerdo con la situación particular.

· Fortalecer el sentido de pertenencia a una red familiar propia y/o sustituta y comunitaria haciendo uso de los servicios y recursos del entorno.

· Potencializar en los niños, niñas y adolescentes el ejercicio responsable de sus derechos y deberes como ciudadanos.

· Propiciar en los niños, las niñas y los adolescentes la comprensión y proyección de su historia personal, asumiéndola y resignificándola.

·

1.3 ORGANIZACIÓN DEL SERVICIO

1.3.1 Población Objetivo

Niños, niñas y adolescentes menores de 18 años con y sin discapacidad, que se encuentran en situación de amenaza o vulneración de derechos.

1.3.2 Criterios de ubicación

Niños, niñas y adolescentes en situación de amenaza o vulneración de derechos sin discapacidad

El número de niños, niñas y adolescentes sin discapacidad a atender en cada Hogar es entre uno (1) y tres (3), dependiendo de las condiciones individuales y de las condiciones de la familia sustituta. Se exceptuarán los grupos de hermanos, prefiriendo mantener la unión entre ellos.

Para el número de niños, niñas y adolescentes a ubicar se tendrá en cuenta el número de hijos de la familia sustituta, de tal forma que a mayor número de hijos del grupo familiar, se ubique un menor número de niños, niñas o adolescentes en protección.

Niños, niñas y adolescentes en situación de amenaza o vulneración de derechos con discapacidad

Esta modalidad incluye niños, niñas y adolescentes con algún grado de discapacidad o enfermedad de cuidado especial. Se podrán acoger hasta dos (2) niños por hogar, teniendo en cuenta las siguientes posibilidades:

En el caso de discapacidad:

- Un (1) niño, niña o adolescente por hogar, con discapacidad en grado severo. Se tendrá en cuenta la capacidad, habilidad y disposición de la familia sustituta para hacerse cargo de su cuidado, así como los recursos del entorno.

- Hasta dos (2) niños, niñas o adolescentes con discapacidad en grado moderado.

- Hasta dos (2) niños, niñas o adolescentes con discapacidad en grado leve.

- Un (1) niño, niña o adolescente con discapacidad en grado moderado y un (1) niño con discapacidad en grado leve.

- Un (1) niño con discapacidad en grado moderado y un (1) niño sin discapacidad.

- Un (1) niño con discapacidad en grado leve y un (1) niño sin discapacidad.

-

En el caso de enfermedad:

Se tendrán en cuenta los criterios de gravedad o la demanda de cuidados que requiere el niño, la niña o el adolescente para la atención. En este caso, el número de éstos a atender será el mismo de niños, niñas o adolescentes en condición de discapacidad, es decir, entre uno (1) y dos (2) en total, según la situación de enfermedad.

Para la ubicación de niños, niñas o adolescentes se tendrá en cuenta igualmente si la familia sustituta tiene hijos o hijas con enfermedad de cuidado especial o incapacitante o con algún grado de discapacidad, en cuyo caso se aplicarán los mismos criterios planteados anteriormente para discapacidad.

En las anteriores situaciones se exceptuarán los grupos de hermanos, prefiriendo mantener la unión entre ellos, siempre y cuando sus condiciones de salud, el tipo y grado de discapacidad, así como las condiciones de la familia sustituta lo permitan.

1.3.3 Tiempo de permanencia de los niños, niñas y adolescentes en los Hogares Sustitutos

La permanencia en la modalidad Hogar sustituto se decretará “por el menor tiempo posible, de acuerdo a las circunstancias y a los objetivos que se persiguen, sin que pueda exceder de seis (6) meses. El Defensor de Familia podrá prorrogarla, por causa justificada, hasta por un término igual al inicial, previo concepto favorable del Jefe Jurídico de la Dirección Regional del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar” (artículo 59 - Ley 1098/06).

En los casos en que no sea posible la integración o asignación de custodia con la familia nuclear o extensa, por que sus miembros aún no están preparados para asumir el cuidado y atención del niño, la niña o el adolescente; el equipo interdisciplinario y la autoridad que conoce el caso, deberá incrementar durante el tiempo en que se prorroga la medida, las intervenciones de todo orden con el concurso del Sistema Nacional de Bienestar Familiar para garantizar la integración del niño, la niña o el adolescente a su medio familiar.

Si a pesar de las intervenciones del equipo interdisciplinario, de las acciones del SNBF y de la autoridad competente, la familia no ofrece garantías, el Defensor de Familia deberá revocar la medida tomada y decretar la adoptabilidad del niño, niña o adolescente, salvo que las circunstancias de incumplimiento por parte de la familia se deriven de la insuficiencia económica, desplazamiento o sean víctimas de la violencia.

Por ningún motivo, se deberá extender el tiempo de la prorroga, es decir los 6 meses adicionales de que habla la ley, trasladando al niño de un hogar sustituto a otro. El traslado a otro hogar sustituto o a institución solo se hará en situaciones excepcionales considerando prioritariamente el interés superior y analizando en equipo la necesidad y consecuencias del cambio.

1.3.4 Definición y manejo de cupos

Se define como cupo, la capacidad de atención integral disponible en el Hogar Sustituto.

El ingreso y la permanencia de cada niño, niña o adolescente en Hogar Sustituto será definido por la autoridad competente en coordinación con el equipo psicosocial a cargo del caso.

En ningún Hogar Sustituto podrá existir sobrecupo. En los casos en que por una situación de emergencia se deba ubicar a un niño, niña o adolescente en un hogar sustituto que cuente con el cupo establecido en el presente lineamiento, se deberá realizar de manera previa un análisis sobre el tiempo que el niño, niña o adolescente permanecerá en el hogar, su situación emocional, de salud y las condiciones en que se realizará el traslado a otro hogar sustituto.

En todos los casos de traslado, se deberá adelantar un proceso previo de información y de preparación con los niños, las niñas y los adolescentes que serán trasladados, teniendo en cuenta su derecho a la participación y su interés superior, así como el derecho a pertenecer a una familia, con el fin de evitar la generación de sentimientos negativos (culpa, abandono, rechazo, etc.). Así mismo, se deberá realizar seguimiento posterior a la integración familiar para evaluar su proceso de adaptación.

Por sobre cualquier otra consideración de carácter administrativo, financiero, de metas y servicios, o de gestión de calidad, se evitará la rotación de niños, niñas o adolescentes de un Hogar a otro o a Institución, y siempre se tendrá en consideración su interés superior, entendido como el derecho fundamental a permanecer en la familia con la que ha fortalecido los lazos afectivos a través del tiempo.

1.3.5 Actores que participan en el proceso de atención

Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - Defensorías de Familia, Comisarías de Familia, Inspecciones de Policía: Son las autoridades competentes para adelantar el proceso administrativo de restablecimiento de derechos a los niños, niñas y adolescentes, según lo contemplado en los artículos 96, 97 y 98 de Ley 1098/06 y en los Lineamientos Técnicos del Proceso Administrativo de restablecimiento de derechos, resolución 0911/07.

El ICBF brindará Asistencia Técnica al operador de la modalidad y a las madres sustitutas en todos los aspectos relacionados con la garantía de derechos, funcionamiento del servicio y coordinación con los diferentes niveles del ICBF y el SNBF, de acuerdo con lo definido en el presente lineamiento.

La Asistencia Técnica se entiende como un proceso integral de asesoría, acompañamiento y construcción del conocimiento, que se traduce en apoyo y guía hacia el mejoramiento de la calidad y desarrollo del servicio en beneficio de los niños, niñas y adolescentes.

Sistema Nacional de Bienestar Familiar: conformado por todas las entidades y personas públicas y privadas cuya responsabilidad está relacionada con el bienestar de la niñez, la adolescencia y la familia. Con estas entidades se deberán adelantar acciones de:

- Gestión y coordinación de acciones para lograr el acceso de los niños, las niñas, los adolescentes y las familias sustitutas a los servicios y beneficios a que tienen derecho.

- Gestión y cogestión de recursos con las alcaldías, gobernaciones, y entidades nacionales y/o internacionales para complementar y/o cofinanciar las necesidades de los Hogares en aspectos de dotación, recreación, capacitación y apoyo a los proyectos de vida individuales de los niños, las niñas y los adolescentes, especialmente aquellos mayores de 12 años declarados en situación de adoptabilidad.

Familias: como corresponsables en la garantía del ejercicio de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. “La familia tendrá la obligación de promover la igualdad de derechos, el afecto, la solidaridad y el respeto recíproco entre todos sus integrantes” (artículo 39 Código de la Infancia y la Adolescencia).

Redes sociales: se refiere a las redes sociales (familiares, comunitarias e institucionales) de apoyo existentes en el entorno, que se deben movilizar con el fin de vincular los Hogares Sustitutos para ampliar las posibilidades de proyección y contención social de las familias, los niños, las niñas y los adolescentes.

Operadores del Sistema: Organizaciones no gubernamentales contratadas para la prestación del servicio.

2. RUTAS DEL SISTEMA DE ATENCION EN EL SERVICIO

2.1 SELECCIÓN DE FAMILIAS SUSTITUTAS

¿Qué le diría a una familia que va a empezar como Hogar Sustituto?

   “Que trabajen más por amor que por plata”

 (Testimonio Adolescentes)

El proceso de selección debe permitir la identificación de familias sustitutas que ofrezcan las mejores condiciones socio - afectivas, materiales y culturales para el desarrollo armónico de los niños, las niñas y los adolescentes, que cuenten con alto nivel de compromiso con la niñez y la adolescencia y motivación favorable para su atención, capacidad de brindar entornos protectores y posibilidades de brindar apoyo y acompañamiento en la construcción de vínculos afectivos positivos.

Este proceso debe ser adelantado por el equipo psicosocial del ICBF del centro zonal o de la entidad contratista, quienes en lo posible, deben responder a los siguientes perfiles:

· Psicólogo, Trabajador Social, Nutricionista y Defensor de Familia.

· Conocimiento del ICBF y de la modalidad Hogares Sustitutos.

· Experiencia en el desarrollo de programas sociales, comunitarios y con familia.

2.1.1 REQUISITOS DEL RESPONSABLE DEL HOGAR SUSTITUTO: se refieren a las características personales de quien asume la responsabilidad del Hogar, y son:

Edad: mínima de 25 años y máximo de 50, con excepción en regiones con menos de 100.000 habitantes, en las cuales se amplía el rango hasta 55 años de edad.

Este rango de edades se debe tener en cuenta para la asignación de los niños, niñas y adolescentes, de tal forma que preferiblemente a personas jóvenes se entreguen niños, niñas y adolescentes de menor edad y a personas mayores, niños, niñas y adolescentes con edades superiores.

Escolaridad: Se exigirá una escolaridad mínima de primaria completa. No obstante, cada autoridad competente tendrá en cuenta el nivel educativo de su población, con el fin de exigir un mínimo de escolaridad superior, dando preferencia a quienes hayan alcanzado mayor grado de educación.

Salud: Las personas que conformarán el Hogar deben contar con buen estado de salud física y mental debidamente certificado.

Es necesario iniciar un proceso de adecuación progresiva con las familias que fueron vinculadas al servicio con anterioridad al presente lineamiento y que no cumplen con los requisitos actualmente exigidos. Para tal fin, se fijara un Plan de Mejoramiento escrito y firmado, donde se fijen los compromisos que las familias deben cumplir.

Disponibilidad de tiempo:

- Para la atención a niños, niñas menores de tres años y, niños, niñas y adolescentes no escolarizados o con alguna discapacidad la disponibilidad del tiempo del responsable del hogar deberá ser permanente.

- Para la atención a niños, niñas y adolescentes mayores de 3 años escolarizados, la presencia de la persona responsable del Hogar Sustituto será necesaria mientras el niño, la niña o el adolescente, esté en el hogar.

La persona responsable del Hogar Sustituto, deberá velar por la atención integral de los niños, las niñas y los adolescentes, para lo cual contará con el apoyo de un adulto responsable que la supla en las ausencias del hogar.

Experiencia: Se indagará experiencia de crianza o de trabajo con niños, niñas o adolescentes, o de participación en actividades en torno a la niñez o comunidad. La falta de experiencia no es criterio excluyente, pero dará prelación a quienes la tengan.

Se suspende el proceso cuando no se cumplen los requisitos anteriores, además de:

· Motivación de la familia centrada en el aspecto económico o en intereses particulares (solucionar conflictos de pareja, problemas familiares, duelos no resueltos, etc.).

· No todos los miembros de la familia están interesados en la conformación como Hogar Sustituto.

· Disponibilidad de tiempo insuficiente por parte del interesado en el Hogar.

Una familia constituida en Hogar Gestor no podrá ser designada como Hogar Sustituto, puesto que al estar dirigida la modalidad Hogar Gestor a familias en condición de vulnerabilidad, no cumpliría con el perfil exigido para Hogar Sustituto, siendo motivo suficiente para descalificarla frente a dicha labor.

Teniendo en cuenta la importancia de garantizar la satisfacción de las necesidades básicas de los niños, niñas y adolescentes en la prestación del servicio, se recomienda considerar la focalización de familias sustitutas de estrato 3 en adelante. Sin embargo, evaluadas las características y condiciones socio demográficas de los municipios, se pueden incluir las familias ubicadas en estratos inferiores que reúnan la gran mayoría de requisitos, previo concepto del equipo técnico del ICBF o de la entidad contratista que adelanta el proceso de selección.

2.1.2 ETAPAS DEL PROCESO DE SELECCIÓN

El proceso de selección incluye una serie de etapas sucesivas que deberán adelantarse con las familias interesadas en vincularse a los Hogares Sustitutos, teniendo en cuenta que para avanzar de una etapa a otra se requiere haber cumplido con los requisitos exigidos en la anterior.

Para el desarrollo de este proceso es necesario contar con un equipo interdisciplinario que evalúe los diferentes aspectos, según su competencia, y definir un responsable o coordinador del proceso en cada Regional, Seccional, Centro Zonal, entidad contratista, o autoridad competente, quien deberá formar parte del equipo interdisciplinario y tener conocimiento y experiencia en esta modalidad de atención.

Todo lo pertinente a los procesos de selección que se adelanten anualmente, deberá reposar en carpeta de selección en las oficinas de la autoridad competente o entidad contratista, y así mismo, se deberá abrir una carpeta por cada familia aprobada.

La selección se inicia con un proceso de:

PROMOCIÓN Y DIVULGACIÓN: la promoción consiste en la realización de acciones de diversa naturaleza con el fin de sensibilizar y motivar a la comunidad para vincularse activamente a este servicio para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes en situación de amenaza o vulneración de derechos. La divulgación, como una de las estrategias de promoción, consiste en dar a conocer por diversos medios, a las comunidades y entidades del SNBF todos los componentes del servicio.

PRESELECCIÓN: Con las familias interesadas se procede a brindar información general acerca de la modalidad y se desarrollan las siguientes actividades, para toma de una primera decisión, así:

· Inscripción

· Visita domiciliaria

· Estudio social

· Solicitud de documentos

· Valoración psicológica

Inscripción: cada familia interesada diligencia el formulario de solicitud con los datos respectivos (Anexo 1).

Visita domiciliaria: Tiene como propósito observar la ubicación de la vivienda, condiciones habitacionales y conocer de forma inicial la dinámica de las relaciones familiares y el contexto socio-cultural en que se desenvuelve el grupo familiar, indagando adicionalmente en el vecindario y con las organizaciones de base sobre el conocimiento, imagen y referencias que se tenga sobre la familia aspirante.

En la visita domiciliaria deben observarse las siguientes condiciones de la vivienda:

· Ubicación geográfica de fácil acceso.

· Tenencia de la vivienda, preferiblemente propia.

· Disponibilidad de servicios públicos, preferiblemente que cuente con servicios completos (agua, alcantarillado o disposición de excretas, recolección de basuras, luz, teléfono, gas), teniendo en cuenta las condiciones socio-económicas e infraestructura de servicios de los municipios.

· Infraestructura física sólida y segura, ubicada en terreno que no ofrezca riesgos, y que al interior de la misma no se encuentren objetos que pongan en peligro la seguridad de los niños, niñas y adolescentes (residuos de construcción, materiales de deshecho, vidrios rotos, tomas destapadas, cables visibles, ventanas sin rejas o sin seguridad, escaleras o terraza sin baranda, entre otros).

· Condiciones higiénicas y de organización satisfactorias.

· Buena iluminación y ventilación.

· Condiciones sanitarias internas y externas favorables a la permanencia de los niños, niñas y adolescentes en el hogar.

· Distribución y espacios habitacionales proporcionales al número de integrantes de la familia.

· Condiciones de desplazamiento que faciliten movilidad, especialmente en casos de discapacidad, en los cuales se preferirá que la vivienda sea de una sola planta, sin escaleras o en primer piso, para facilitar el libre desplazamiento.

Disponibilidad de espacio para los niños, niñas y adolescentes con medida de restablecimiento de derechos:

· Tamaño de la habitación, con un área mínima de 3 metros cuadrados (equivalentes al espacio que ocupa la cama, el armario o mesa de noche y el área de circulación).

· Ubicación de niños, niñas o adolescentes por habitación (compartida o sin compartir).

· Habitación iluminada y ventilada.

· Cama individual para los niños, niñas o adolescentes

· Mueble o armario preferiblemente individual para guardar los elementos personales.

· Condiciones ambientales de orden y aseo satisfactorios.

· Accesibilidad a la habitación.

En la vivienda donde funciona el Hogar Sustituto, no debe existir otro programa de la comunidad ni del ICBF (Ej. jardín infantil, Hogar comunitario), ni otro Hogar Sustituto, ni deben convivir otras personas o grupos familiares en calidad de arriendo (inquilinato), ni funcionar negocios que puedan afectar la salud de los niños, las niñas y los adolescentes (talleres de pintura, mecánica, maquinarias especiales), a menos que se encuentren completamente aislados de la vivienda.

La información de la visita se consigna en el formato “Informe de Visita Social y Estudio Social a Familias Sustitutas” (Anexo 2- I Parte). Con esta información se asignan puntajes en el Formulario de Calificación de Familias Sustitutas (anexo 6A). En caso de concepto desfavorable se deja constancia en el formulario de Concepto Integral (anexo 6B) sobre las razones por las cuales se suspende el proceso de selección.

Estudio social: será realizado por el Trabajador Social a través de entrevistas a la persona interesada y todos los miembros de su familia, con el fin de conocer, entre otras, las condiciones de salud, económicas, sociales, educativas, morales, comunicacionales de la familia y determinar su idoneidad en estos aspectos. La información obtenida en esta etapa del proceso, debe registrarse en el Anexo 2 - “Informe de Visita Social y Estudio Social a Familias Sustitutas en Proceso de Selección - II Parte”; y se asigna el puntaje correspondiente en el Formulario de calificación.

En este proceso es importante indagar sobre la motivación de la familia para vincularse, entendida como las razones que cada miembro del grupo familiar tiene para conformarse en Hogar Sustituto y que determinan en gran medida su idoneidad para hacerse cargo del cuidado de los niños, las niñas y los adolescentes con medida de restablecimiento de derechos.

Son motivaciones inadecuadas las que se basan en el aspecto económico o en el interés de solucionar conflictos personales, familiares o de pareja.

Cuando la familia se muestre interesada en recibir niños, niñas o adolescentes con características especiales o con discapacidad, es necesario profundizar a través del estudio social y psicológico sobre su disposición, capacidad y preparación para aceptarlos y acogerlos en su medio familiar y social, así como determinar si el interés parte de experiencias previas, vivencias cercanas o de familiares, que les haya sensibilizado o posibilitado el conocimiento y habilidad en el manejo de estas situaciones, o si por el contrario existe completo desconocimiento sobre el tema. Preferiblemente no ubicar niños, niñas o adolescentes en familias numerosas, para darles visibilidad y facilitar una atención personalizada

Los aspectos esenciales a considerar en el Estudio Social son:

· Actitud de los miembros de la familia hacia los niños, las niñas y los adolescentes con medida de restablecimiento de derechos.

· Relaciones familiares: cercanía, confianza, manejo de la autoridad, límites, separaciones, apegos, red familiar, entre otros.

· Manejo de Conflictos

· Estabilidad ocupacional y económica.

· Capacidad para construir relaciones armónicas.

· Normas, principios y valores de la familia.

En esta etapa del proceso se suspende en caso de que el concepto del trabajador social no sea favorable de acuerdo con los criterios anteriormente señalados.

Solicitud de certificados y documentos: si el concepto de visita domiciliaria y estudio social es favorable, la familia deberá allegar los siguientes documentos y certificados:

· Fotocopia cédula de ciudadanía.

· Certificado Judicial de todas las personas mayores de 18 años que conviven en el hogar. En regiones donde no hay presencia permanente del DAS, se solicitará certificación de antecedentes de la Policía Nacional.

· Certificado de salud física y mental de todos los miembros que conformarán el Hogar Sustituto, expedido por médico general debidamente registrado.

· Constancias de último año de estudio aprobado.

· Constancias de trabajo que certifiquen ingresos de los miembros de la familia vinculados laboralmente.

La información entregada por escrito deberá ser verificada. El proceso de selección se suspende si se encuentran irregularidades en alguna de la documentación suministrada o carencia de la misma.

Estudio psicológico: si la familia ha cumplido a satisfacción con los requisitos anteriores, el profesional responsable de esta etapa debe realizar estudio psicológico a al grupo familiar, a través de entrevista y aplicación de pruebas. Este estudio no lo reemplaza la certificación de salud que la familia presente durante el proceso de selección, sino que será complementario.

Los aspectos a profundizar en esta etapa son: motivaciones, expectativas, relaciones familiares, formas de reacción y solución de conflictos, valores, prácticas de crianza, empleo del tiempo libre, dinámica relacional, mitos y creencias acerca de los niños, niñas y adolescentes con medida de restablecimiento de derechos y compromiso individual en la restitución y garantía de los derechos, entre otros.

La información obtenida se registra en el Informe Psicológico de Familias Sustitutas (anexo 3) y en el Formulario de calificación para la Selección (anexo 6A), con base en las variables y puntajes contenidos en el formulario 6C.

Se suspende el proceso en caso de concepto desfavorable del profesional a cargo del estudio psicológico.

SELECCIÓN: Una vez definido el grupo de familias preseleccionadas se procede a la capacitación Inicial, la cual se constituye además de un proceso de formación, en un filtro para determinar la vinculación a la modalidad.

Capacitación inicial: Con el fin de brindar inducción sobre la modalidad de atención y facilitar un mayor conocimiento sobre las personas en proceso de selección, se realizarán 12 horas de capacitación, distribuidas en 3 ó 4 talleres.

Los talleres deben incluir temas básicos, como: funcionamiento del servicio, responsabilidades y causales de pérdida de la calidad de Hogar; etapas del proceso de atención desde la perspectiva de derechos con énfasis en la de Acogida y Adaptación; prácticas de crianza saludables, afecto positivo; salud, alimentación y nutrición, saneamiento ambiental, atención especifica que requieren niños con discapacidad o enfermedad de cuidado especial, entre otros. Es necesario tener en cuenta aspectos de orden cultural, mitos, hábitos creencias de las familias candidatas dentro de este proceso de formación para redireccionarlos en beneficio de las familia, la niñez y la adolescencia.

Se debe generar un espacio de formación dedicado exclusivamente a la Ley 1098 de 2006, Código de la Infancia y la Adolescencia, enfatizando en la protección, garantía de derechos y corresponsabilidad por parte del Estado, la Familia y la Sociedad; estableciendo de esta forma un mecanismo de comunicación integral que haga efectiva la restitución de derechos.

La metodología de los talleres debe ser participativa, lúdico pedagógica y en el marco del dialogo de saberes, con el fin de promover un espacio que permita identificar habilidades, capacidades, liderazgo, trabajo en grupo, valores, colaboración, solución de conflictos y otros. (Ver Guía Taller Pedagógico- Anexo 4). Como resultado de estos talleres, se debe contar con los listados de asistencia y asignar el puntaje correspondiente en el Formulario de Calificación (anexo 6A).

Se suspende el proceso por inasistencia a los Talleres y resultado deficiente de la participación, observación de actitudes negativas, otros.

Al proceso de capacitación inicial, le agrega valor la participación de Madres Sustitutas con amplia y exitosa experiencia en la atención de niños, niñas y adolescentes en esta modalidad, como multiplicadoras del conocimiento y de las lecciones aprendidas desde la práctica en el marco de la metodología del diálogo de saberes.

Visita de Observación a Hogares. La persona en proceso de selección de manera opcional, podrá realizar visitas a uno o dos hogares sustitutos para observar la atención de los niños, niñas o adolescentes que le permitan adquirir mayores elementos sobre el funcionamiento de los mismos y sobre el rol a desempeñar. Entregar guía de observación (Anexo 5).

APROBACIÓN DEL HOGAR SUSTITUTO: cumplidos todos los requisitos y aprobadas las etapas del proceso por parte de la familia, el equipo interdisciplinario registra en el formulario de calificación (anexo 6A - planilla Excel) los puntajes obtenidos; y en el anexo 6B, el concepto integral y las recomendaciones especiales a que haya lugar.

Con los documentos aportados por la familia, el formulario de calificación y el concepto integral, la autoridad competente elabora el Acta de Aprobación del Hogar Sustituto (anexo 9, “Acta por la cual se adquiere la calidad de Hogar Sustituto), con la firma del equipo técnico a cargo de la modalidad, y del Coordinador del Centro Zonal o de Asistencia Técnica Regional o Seccional.

Cuando la selección ha sido adelantada por entidad contratista u otra autoridad competente, el equipo de la entidad debe remitir al ICBF, Centro Zonal, Regional o Seccional, el formulario de calificación con el puntaje obtenido, el concepto integral y las recomendaciones; para la elaboración del Acta de Aprobación. En este caso el Acta es firmada por el Coordinador del Centro Zonal o de Asistencia Técnica Seccional.

En el Acta debe quedar registrado que la familia que se vincula, conoce previamente las causales de pérdida de la calidad de un Hogar Sustituto, para proceder a la firma de la misma.

Cumplidos los anteriores requisitos, se procederá a la ubicación de los niños, las niñas y los adolescentes con medida de restablecimiento de derechos en los hogares previamente seleccionados, diligenciando la respectiva Acta de Ubicación Familiar (Anexo 10).

La vinculación de una familia como Hogar Sustituto, así como de las demás personas u organismos de la comunidad que participan en este Servicio de Hogares Sustitutos mediante trabajo solidario, es contribución voluntaria al desarrollo de esta modalidad de atención. Por consiguiente, dicha constitución no implica relación laboral del responsable del hogar con las entidades contratistas ni con las entidades públicas que participen en el desarrollo del mismo

2.2 PROCESO DE ATENCIÓN DESDE LA PERSPECTIVA DE DERECHOS

2.2.1. Definición y características del proceso de atención

El proceso de atención consiste en la sucesión de etapas claramente diferenciadas que corresponden a los distintos momentos del niño, la niña o el adolescente en su tránsito por el Hogar. Incluye todas las acciones que realizan los servidores públicos, las entidades contratistas, las familias y los propios niños, niñas y adolescentes para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos, la superación de las condiciones de vulnerabilidad y el fortalecimiento de vínculos familiares propicios a su desarrollo armónico.

El proceso de atención debe ser coordinado con todos los actores y sistemas involucrados a través de contextos colaborativos. Igualmente debe ser flexible porque requiere la creación, revisión y ajuste permanente para hacer construcciones acordes a las necesidades y aspiraciones de los niños, las niñas y los adolescentes, las familias y las comunidades.

2.2.2. Principios orientadores del modelo y del proceso de atención

Integralidad en el proceso: la integralidad parte de la concepción de niño, niña y adolescente como sujeto pleno de derechos en proceso de crecimiento y desarrollo. Los derechos son interdependientes y por lo tanto las acciones para su garantía deben ser integrales y coordinadas.

Esta mirada permite emprender acciones hacia todos los niños, las niñas y los adolescentes orientadas hacia su formación y desarrollo, promulgando la igualdad de condiciones desde lo jurídico hasta lo familiar y social. Implica desarrollar acciones con el compromiso de la sociedad civil, el Estado y la familia, enmarcadas en la garantía plena de los derechos.

El proceso de atención supone la necesidad de coordinar las acciones entre áreas del conocimiento, sectores e instituciones como salud, educación y justicia, entre otros, para proporcionar las mejores condiciones de acceso y calidad de los servicios.

El proceso de atención a los niños, niñas y adolescentes en los hogares sustitutos, debe incluir como objetivo primordial la garantía de sus derechos, definidos en la convención internacional de los niños y en la Ley de Infancia y Adolescencia, así:

Vida, calidad de Vida y Ambiente Sano

Nos gustaría que estén pendientes de nosotros cuando estamos enfermos física y moralmente” (Adolescente en Hogar Sustituto)

La calidad de vida es esencial para el desarrollo integral, acorde con la dignidad del ser humano. Supone la generación de condiciones que aseguren desde la concepción cuidado, protección, alimentación nutritiva y equilibrada, acceso a los servicios de salud, educación vestuario adecuado, recreación y vivienda segura dotada de servicios públicos esenciales en un ambiente sano.

La autoridad competente o contratista debe gestionar la vinculación de los niños, las niñas y los adolescentes con discapacidad o enfermedad a los servicios de salud y rehabilitación y coordinar con este sector y otras entidades del SNBF, la capacitación y formación a las familias sustitutas y de origen en su atención y cuidado. Así mismo, coordinar con el sector educativo lo necesario para garantizar la integración de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad a educación, de acuerdo a su condición.

Educación y Desarrollo

“Quisiera estudiar sistemas y trabajar en una de las empresas más importantes del mundo y sobre todo salir adelante” (Testimonio Adolescente)

“He deseado ser un gran músico a nivel mundial pero no sé si lo lograré, soy muy inseguro” (Testimonio Adolescente)

Comprende las acciones para garantizar el derecho de todos los niños, las niñas y los adolescentes a acceder a los servicios para su pleno y armónico desarrollo como seres humanos, en todas las áreas y dimensiones, física, intelectual, afectiva, moral y social. Incluye los derechos de: acceso a información y material que promueva su desarrollo, a que sus padres o personas de quienes dependan asuman la responsabilidad de su crianza y desarrollo, a la educación, a descansar, jugar y acceder a la cultura.

Participación

“Toman decisiones en las que no estoy de acuerdo. Lo quieren llevar a uno a la fuerza. Quisiera que me explicaran como es la familia sustituta, si uno no quiere ir con ella y miren si uno se puede adaptar o no” (Testimonio Adolescente)

“No he podido entender porqué a uno le hacen tantos cambios: de apellido, de fecha de nacimiento...... porqué?” (Testimonio Adolescente)

Los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a participar en las actividades que se realicen en la familia sustituta, las instituciones educativas, las asociaciones, los programas estatales, departamentales y municipales que sean de su interés.

El área de derechos sobre la participación comprende los derechos a: expresar su opinión libremente en los asuntos que los afectan, que su opinión sea tenida en cuenta, la libertad de expresión, buscar, recibir y difundir información, libertad de pensamiento, conciencia y religión, libertad de asociación y de celebrar reuniones pacíficas.

Protección

 “Me gustaría que me adoptaran y así dejaría de sufrir mi alma”

 “Me he sentido muy bien en el Hogar Sustituto que estoy, pero a veces pienso que no estoy en el lugar exacto que me pertenece"

(Testimonios Adolescentes)

Los niños, las niñas y los adolescentes serán protegidos contra toda forma de abuso, maltrato, explotación, discriminación o cualquier práctica que atente contra las posibilidades para su desarrollo integral como ser humano.

Atención personalizada y de calidad: La atención de los niños, las niñas y adolescentes debe tener en consideración la historia de vida personal y desde allí, diseñar con la activa participación del interesado, un Plan de Atención individual - PLATIN - que posibilite además del acceso a los servicios básicos, la restitución de sus derechos.

De igual manera, la atención en los Hogares Sustitutos debe responder a estándares de calidad. Esto implica que todos los Hogares deben reunir unas condiciones mínimas de calidad, necesarias para la garantía de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, a partir de las cuales podrán complementarse y enriquecerse.

Así mismo, los procesos de selección, formación, supervisión, seguimiento y asesoría deberán adaptarse a unos estándares de calidad, de tal manera que pueda evaluarse periódicamente la eficiencia y el impacto del servicio.

El contexto de los niños, niñas y adolescentes: los Hogares Sustitutos deben dar prioridad a la atención del niño, la niña o el adolescente en su contexto socio cultural, vinculándolos con su red de apoyo para fortalecer y respetar sus valores culturales, su identidad y la forma de concebir y relacionarse con el mundo y con los demás.

Preparación para la vida social y productiva: el paso de un niño, niña o adolescente por un entorno socializante diferente a su familia de origen, debe visualizarse permanentemente desde su transitoriedad. En este sentido, las acciones que se desarrollen deben generar condiciones que lo preparen y le faciliten la construcción de un proyecto de vida para la inserción a la vida, evitando el aislamiento y la exclusión social. El paso por cualquier servicio debe generar herramientas propias, sostenibles para los niños, las niñas y los adolescentes en los temas de autovaloración, participación, educación, generación de ingresos en las edades apropiadas, acceso a salud y el restablecimiento de los vínculos familiares, temas básicos de la restitución de derechos.

2.2.3. Rol de los responsables del proceso de atención

 “El papel de la madre sustituta es muy importante, hay que rescatar la parte humana de la familia sustituta”

(Testimonios Adolescentes)

El quehacer del servidor público, las autoridades competentes y las entidades contratistas, debe estar orientado a hacer visibles a los niños, las niñas y los adolescentes como personas titulares de derechos. Para esto, es necesario desarrollar conocimientos, destrezas y habilidades que faciliten el proceso de atención con calidad humana y técnica. Igualmente, se espera que los responsables del servicio, se conviertan en gestores sociales, orientados hacia la ampliación de oportunidades para los niños, las niñas y los adolescentes, mediante la corresponsabilidad con los actores del SNBF.

En el trabajo con los responsables de los Hogares es necesario tener en cuenta:

· Que los encuentros personales con el niño, niña, adolescente y su familia, y con la familia sustituta, se conviertan en un acto pedagógico que facilite una relación horizontal, un proceso de aprendizaje mutuo y la construcción de relaciones cálidas.

· Propiciar un trabajo en equipo que permita el reconocimiento y respeto de los saberes profesionales conducente a decisiones de consenso en favor del interés superior del niño, la niña y el adolescente.

· Reflexión permanente sobre las relaciones y actitudes en los diferentes espacios de atención.

· Que las relaciones con los niños, niñas, adolescentes y familias se caractericen por un trato digno, respetuoso y de privacidad, asegurándose de facilitar la información clara y suficiente sobre los procedimientos a seguir, las decisiones e implicaciones y sobre los servicios a que tienen derecho.

2.2.4 Estrategias

Para lograr los objetivos del proceso de atención, además de los procesos ya mencionados, es conveniente poner en marcha estrategias que se complementan desde los diferentes campos de acción como:

· Acciones de promoción y fomento orientadas a la transformación cultural en la concepción de niñez y adolescencia como sujeto pleno de derechos y como responsabilidad de todos.

· Creación y fortalecimiento de redes familiares, comunitarias e institucionales.

· Gestión y coordinación con las entidades Departamentales y Municipales y en general con las instituciones del SNBF, a través de los Consejos de Política Social.

· La definición y aplicación de estándares de calidad para el servicio, con base en los derechos fundamentales y con la participación de los distintos actores.

· Elaboración del PLATIN para cada niño, niña y adolescente, con participación de la familia sustituta y la institución educativa para aquellos se encuentren inscritos.

2.3. ETAPAS DEL PROCESO DE ATENCIÓN EN LOS HOGARES SUSTITUTOS

2.3.1 Primer Encuentro

Es el momento de llegada y primer contacto de los niños, las niñas y los adolescentes, servidores públicos, autoridades competentes, entidad contratista; independientemente de la medida de restablecimiento de derechos que posteriormente se determine.

“Me gustaría que me trataran con cariño, respeto y comprensión”.

(Testimonio Adolescentes)

En este primer contacto es muy importante que los responsables asuman actitudes cálidas, de escucha y de respeto hacia los niños, niñas y adolescentes, puesto que es el primer paso para establecer relaciones de confianza básica que permitirán disminuir niveles de angustia, prevenciones y temores propios de la situación desconocida y nueva que están viviendo, igualmente para permitir su participación en las decisiones que se tomen ofreciéndoles la mayor claridad sobre el apoyo a que tienen derecho.

Es indispensable brindar a la familia de origen, información suficiente y clara en cuanto al proceso, posibilidades, expectativas, papel de los profesionales responsables de su atención, definiendo formas de comunicación para continuar prestando apoyo directo.

Como resultado de este primer contacto, se obtiene una valoración inicial interdisciplinaria sobre la situación personal y familiar del niño, niña o adolescente, que servirá de base para la toma de decisión.

Una vez el equipo de la autoridad competente o entidad contratista determina la ubicación en Hogar Sustituto, se procede a designar una familia, previamente seleccionada, que responda a las necesidades de los niños, las niñas y los adolescentes, que se asemeje en la mayor medida posible a sus condiciones socioculturales (hábitos, costumbres, religión, etnia etc.) y personales (temperamento, carácter, intereses, expectativas).

2.3.2 Acogida y Adaptación

Esta etapa se inicia con la ubicación de los niños, las niñas y los adolescentes en el Hogar Sustituto; es el primer encuentro con la familia y el periodo en que iniciará su adaptación al grupo familiar que lo acoge.

“Me gustaría que me cuiden de una manera desinteresada, que me demuestren alegría al recibirme, con hechos y no sólo con palabras, y que la bienvenida sea muy calurosa”

(Testimonio Adolescentes)

Requiere acompañamiento de alguno de los servidores públicos de la autoridad competente que ha intervenido en el proceso, para posibilitar sentimientos de seguridad y confianza así como para facilitar el momento del encuentro con la familia que lo acoge.

En esta etapa, el equipo interdisciplinario del ICBF, entidad competente o entidad contratista, debe complementar el diagnóstico inicial, el que debe incluir: valoración y atención permanente en las áreas médica y nutricional, psicológica, pedagógica, estudio social, y valoración de medicina legal cuando se considere necesario. Con base en estos resultados el equipo interdisciplinario elabora un concepto integral. Este diagnóstico inicial e integral servirá de base para estructurar, con la participación de la familia sustituta, el niño, niña o adolescente; el equipo interdisciplinario de la entidad competente o contratista, su plan de atención individual (PLATIN).

En esta etapa de acogida y adaptación, se deben desarrollar principalmente las siguientes acciones:

· Suministro de alimentación según la edad y con base en las Guías Alimentarias para la población menor o mayor de 2 años, o para madres gestantes y en lactancia, según corresponda.

· Entrega de elementos de dotación básica, así como la dotación de vestuario y elementos personales de higiene y aseo.

· Asignación de un espacio habitacional que cumpla con las mejores condiciones ambientales, asignación de cama individual y de un armario o mueble para ubicar sus pertenencias.

· Vinculación del niño, niña o adolescente a seguridad social en salud.

· Vinculación o realización de actividades recreativas y facilidad de momentos de descanso.

· Espacios de encuentro y comunicación con los miembros del grupo familiar sustituto, estimulando y propiciando la participación.

· Acompañamiento a los niños, las niñas y los adolescentes a las citaciones que realice la autoridad competente, entidad contratista o del SNBF, para adelantar valoraciones o brindar apoyo en su situación particular.

· Elaboración del Plan de Atención Individual (PLATIN)

· Establecimiento conjunto, con el niño, niña y adolescente de las normas de convivencia en el nuevo ambiente familiar y social.

Desde el primer encuentro se debe considerar la afinidad o empatía que establezca el niño, niña o adolescente con la familia sustituta y viceversa, dado que este es un elemento importante para avanzar en las siguientes etapas del proceso.

2.3.3 Fortalecimiento del desarrollo personal y familiar

Esta etapa consiste en la elaboración y desarrollo del plan de vida individual en los espacios de convivencia familiar y social; y su duración corresponde al tiempo que se encuentre el niño, niña o adolescente de tránsito por el Hogar.

“Me hubiera gustado que hubieran agilizado papeles y me hubieran dado en adopción”

(Testimonio Adolescente en protección de 17 años).

Durante el tránsito de los niños, las niñas y los adolescentes por el hogar - que puede ser por un periodo corto o prolongado según las condiciones particulares - se debe elaborar y desarrollar el plan de vida individual, reconstruyendo su historia, creando y restableciendo vínculos, apoyándolos en el descubrimiento de habilidades, capacidades y en su interacción con el entorno.

En esta etapa de atención, para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes, se desarrollan, entre otras, las siguientes acciones:

· Construcción de contextos relacionales que le posibiliten al niño, la niña y el adolescente, desarrollarse en un ambiente de comunicación, seguridad y afecto.

· Aprovechamiento de las crisis como posibilidades de cambio y oportunidad para el desarrollo de la capacidad de afrontamiento.

· Definición de límites tanto por parte del grupo familiar como por parte de los niños, niñas y adolescentes en el ejercicio de sus derechos.

· Asignación de responsabilidades propias de la edad.

· Vinculación a programas educativos de formación básica o superior, y de formación prelaboral o laboral, de acuerdo con la edad, habilidades e intereses.

· Vinculación a programas sociales, de recreación y cultura.

· Atención en salud que incluya además de la atención médica, acciones de promoción de la salud y prevención de enfermedades.

· Apoyo terapéutico para la elaboración del daño emocional causado por las experiencias vividas.

· Encuentros con la familia de origen, procurando generar condiciones que los habiliten para la integración familiar.

· Habilitación para la integración con la familia adoptiva y para la integración al medio social.

· Trámites de registro civil y demás documentos de identidad.

Los niños, las niñas y los adolescentes ubicados en Hogares Sustitutos, tendrán derecho a otros servicios del ICBF, cuando por su edad o circunstancias personales sea requerido.

Para casos especiales de adolescentes que habiendo superado la edad de los dieciocho (18) años, declarados en situación de adoptabilidad y que se encuentren estudiando en nivel universitario o tecnológico, dichos hogares con el acompañamiento del ICBF se deberán comprometer a continuar prestando el apoyo a los adolescentes allí ubicados hasta el logro de la terminación de sus estudios. Esto, de conformidad con pronunciamiento de la Oficina Jurídica del ICBF Sede Nacional (No. 010838 de Abril 9/02), en el que los adolescentes se asimilan a hijos de familia, desprendiéndose de allí la obligación del ICBF para apoyarlos hasta que terminen la carrera o cumplan los 25 años de edad.

w Trabajo con familia

Las autoridades competentes deberán propender por el fortalecimiento de las relaciones entre los niños, niñas y adolescentes con sus familias biológicas y/o sustitutas mediante acciones de orientación, asesoría psicosocial y terapéuticas si es necesario, las cuales serán organizadas y desarrolladas por los equipos psicosociales de acuerdo con las necesidades de cada caso. Así mismo, se deberá propiciar que dichas familias tengan información de sus hijos e hijas, participen en la formulación del PLATIN, asuman su responsabilidad, fortalezcan sus relaciones y de esta manera, se logre una pronta integración de sus hijos e hijas y la conservación de los lazos afectivos.

w Encuentros Familiares

Se refieren a sesiones con padres e hijos, que deben ser coordinadas y acompañadas por profesionales de las autoridades competentes o de la entidad contratista, para lograr mediante su activa participación y metodología pedagógica, la generación de espacios donde se contribuya a disminuir la ansiedad del encuentro, propiciar la interacción y promover el fortalecimiento de la relación.

Esto se puede lograr a través de dos momentos: el primero, de integración grupal, lúdica y pedagógica; y el segundo, de encuentro personal entre los niños, niñas y adolescentes y sus familias. La actividad aportará a los profesionales, elementos para el seguimiento y toma de decisiones en el proceso administrativo de restablecimiento de derechos. La periodicidad de dichos encuentros será semanal, quincenal o mensual según las circunstancias particulares.

2.3.4 Egreso o desvinculación del Hogar Sustituto

Esta etapa hace referencia al cambio de medida de los niños, las niñas y los adolescentes del Hogar Sustituto y su integración a otros contextos: la familia de origen, la familia adoptiva, otros servicios o la vida independiente.

Es importante tener en cuenta las implicaciones de esta separación en la vida emocional de los niños, las niñas y los adolescentes, y en la de todos los miembros de la familia, dado que los vínculos creados, tanto en el entorno familiar como social, se ven afectados o interrumpidos generándose procesos de duelo de mayor o menor intensidad según haya sido la calidad de las relaciones y su significado para la vida de los niños, las niñas y los adolescentes ubicados en los Hogares. Por lo anterior, es indispensable realizar en esta etapa, todas las acciones que sean necesarias para garantizar el bienestar integral de los menores de edad durante la desvinculación del hogar y su ingreso a otros contextos de relaciones.

Son necesarias entre otras las siguientes acciones:

· Información oportuna a las familias sustitutas, y a los niños, las niñas y los adolescentes sobre la decisión de egreso del hogar.

· Acompañamiento previo y suficiente al egreso con el fin de preparar a la familia sustituta y a los niños, las niñas y los adolescentes para el cambio que se aproxima.

· Participación de la familia sustituta en el momento mismo de la separación, facilitando la expresión de sentimientos.

· Información suficiente y anticipada, en caso de integración con la familia de origen o extensa, así como preparación conjunta de las condiciones para el reencuentro y la integración armoniosa entre el niño, la niña, el adolescente y su familia biológica.

· Establecimiento de acuerdos conjuntos en caso de integración familiar, que faciliten la llegada de los niños, las niñas y los adolescentes a su grupo familiar, definiendo propósitos y compromisos a corto, mediano y largo plazo.

· Evaluación del cumplimiento del plan de atención individual, destrezas y habilidades para enfrentar los nuevos retos tanto a nivel personal, como social y/o laboral. Los resultados de esta evaluación se deben incluir en la Historia de Atención del niño, niña o adolescente.

· Elaboración por parte de la familia sustituta, de una historia, relato o informe sobre lo que ha sido la vida del niño, niña o adolescente durante el tiempo que ha convivido en el hogar.

· Elaboración, por parte del equipo interdisciplinario de la autoridad competente o entidad contratista, de un informe integral actualizado para ser entregado a la familia adoptante. Este informe se debe elaborar con base en los informes periódicos existentes con relación al niño, niña, adolescente (proceso legal, psicosocial, medico y nutricional), y deberá entregarse con todos los documentos y certificados del niño, niña o adolescente. (Ver Línea técnico administrativa del Programa de Adopciones Ficha Biopsicosocial del niño).

· Preparación del niño, niña, adolescente y la familia adoptante para el encuentro. (Ver Línea técnico administrativa del Programa de Adopciones )

· Consecución de la información de la familia adoptante para la preparación del niño, niña o adolescente. (Ver Línea técnico administrativa del Programa de Adopciones)

· Realización de seguimiento post adopción durante dos (2) años, por parte del equipo interdisciplinario de la entidad competente o contratista, y emisión de informes semestrales para archivo en la Historia de Atención. El seguimiento se puede prolongar por más de este tiempo cuando las condiciones particulares lo ameriten. (Ver Línea técnico administrativa del Programa de Adopciones - Guía Informe de Seguimiento).

· Seguimiento posterior a la integración familiar, al menos durante los seis meses siguientes, para evaluar las condiciones en que se encuentran los niños, las niñas y los adolescentes una vez han sido integrados a sus hogares de origen; y emisión de al menos tres (3) informes que deberán ser archivados en la Historia de Atención.

· Entrega al niño, niña o adolescente de la dotación personal y escolar asignada durante su tránsito por el Hogar.

Es necesario tener en cuenta que el traslado de niños, niñas y adolescentes de un Hogar Sustituto a otro o a una institución, se hará únicamente en situaciones excepcionales, y no en respuesta a la necesidad de cupos; este traslado se realizará inmediatamente cuando se conozca de situaciones de vulneración dentro del mismo servicio, cuando se presenten problemas de adaptación entre la familia y el niño y esto sea manifestado por el niño, niña, adolescente o la familia; entre otras causas.

En todos los casos se considerará prioritariamente el interés superior del niño, niña o adolescente, analizando en equipo la necesidad y consecuencias del cambio, la calidad de las relaciones y su significado. Con la decisión de cambio se debe brindar a los niños, las niñas y los adolescentes una información oportuna y completa, asumiendo actitud cálida, facilitando la expresión de sentimientos y emociones, y proporcionando apoyo en el rompimiento de lazos afectivos y en la adaptación a un nuevo hogar, mediante el seguimiento.

2.4 PROCESO DE FORMACIÓN PERMANENTE CON LAS FAMILIAS SUSTITUTAS

Teniendo en cuenta que la formación se concibe como un proceso educativo, reflexivo y continuo, su objetivo primordial es orientar y preparar a las familias para que asuman y potencialicen sus roles, funciones, actitudes y habilidades en la atención y formación de la niñez y la adolescencia.

Para ello, es necesario establecer conjuntamente con las entidades competentes, del SNBF y las propias familias, un plan de formación permanente que vincule y comprometa a cada uno de los sectores que se relacionan con este servicio, de forma que incluyan contenidos no sólo de manejo técnico administrativo, sino de las situaciones que se presentan con los niños, las niñas y los adolescentes en la vida cotidiana, los procesos individuales y grupales de la familia y las dinámicas de las relaciones interpersonales que se desarrollan alrededor de la atención.

El plan de formación debe contemplar como mínimo cuatro (4) horas mensuales de actividades pedagógicas, con las personas responsables del cuidado de los niños, las niñas, los adolescentes y los miembros de la familia que se considere pertinente, con grupos no mayores de 30 personas.

Debe estar fundamentado en las perspectivas de derechos y de género, en el proyecto pedagógico y la protección integral, considerando la diversidad cultural, la dinámica y el conocimiento del grupo, el saber y experiencias de los participantes.

Para definir los contenidos del plan de formación se debe partir de las necesidades de los Hogares en lo local, de los resultados encontrados en el seguimiento y asesoría y permitir la participación de las personas responsables de la atención de los niños, las niñas y los adolescentes. No obstante, los temas que a continuación se relacionan deben ser básicos en todo plan de formación:

· Protección integral y derechos de la niñez y la adolescencia.

· Atención específica de niños con discapacidad y/o enfermedad de cuidado permanente.

· Funcionamiento del servicio.

· Relaciones familiares, vínculos, comunicación.

· Relaciones de los niños, las niñas y los adolescentes consigo mismo, su entorno y los otros.

· Estrategias orientadas a la resolución de conflictos.

· Reparación del daño causado por situaciones de maltrato y desprotección.

· Promoción de prácticas de crianza saludables, afecto positivo, valoración y aceptación al niño, la niña y el adolescente (desarrollo integral, formación de la autoestima, expresión de sentimientos positivos y negativos, valores, introyección de normas y límites).

· Salud sexual y reproductiva, prevención de riesgos, sexualidad-afectividad.

· Relaciones de equidad- poder, autoridad-autoritarismo.

· Generación y fortalecimiento de factores protectores y prevención de factores de riesgo.

· Preparación para la vida en los ámbitos personal, social, laboral.

· Creación y fortalecimiento de redes de soporte social (familiares, próximos, vecinos, entidades).

· Procesos formativos en el desarrollo como pareja, padres y familia.

· Reconstrucción de vínculos afectivos y de historias personales, elaboración del duelo y perdón.

· Alimentación y nutrición según grupos de edad.

· Abordaje de emergencias y desastres.

· Coordinación con el ICBF y entidades del SNBF.

2.5 ORGANIZACIÓN DE DOCUMENTOS Y SISTEMATIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN

2.5.1 Organización y archivo

Los documentos de los Hogares Sustitutos, como son los relacionados con el proceso de selección, actas de familias aprobadas, niños, niñas y adolescentes con medida de restablecimiento de derechos, entre otros, se organizan de la siguiente forma:

En la Defensoría de Familia/Comisaría de Familia/Inspección de Policía/Entidad Contratista

Carpeta familias sustitutas: el equipo que realiza el proceso de selección debe abrir una carpeta donde repose la información de las familias participantes. Una vez aprobadas, se abrirá a cada responsable de hogar una carpeta independiente, en la cual reposen todos los documentos, como: formulario de solicitud con foto, documento de identificación, certificados de salud y judiciales, constancias de estudio, evaluaciones, estudio socio familiar, formulario de calificación y conceptos emitidos, copia del acta de obtención de calidad del hogar, constancias de capacitaciones recibidas y los demás que se vayan produciendo durante el tiempo que permanezca vinculada como Hogar Sustituto. Cuando la modalidad funciona mediante contratación, las carpetas deberán reposar en las instalaciones de la entidad contratista.

Carpeta niños, niñas y adolescentes: En la Defensoría de Familia/Comisaría de Familia/Inspección de Policía, debe permanecer la carpeta donde se archiva la Historia de Atención de cada niño, niña y adolescente, con todos los documentos pertinentes al proceso de atención: auto que avoca conocimiento, registro civil o certificado de nacido vivo, fotografías, declaraciones, valoraciones de medicina legal, resultados de estudios sociales, valoraciones psicológicas, nutricionales (dictámenes periciales) y de salud, actuaciones y conceptos de los profesionales que intervienen, exámenes, resumen de historia clínica, certificaciones, acta de ubicación en medio familiar, resoluciones, boletas de egreso y otros pertinentes al proceso que se adelanta. Así mismo debe archivarse copia de los seguimientos mensuales o extraordinarios realizados y de las actas de entrega de dotación y reposición entregadas, con firma de recibido por parte de la persona responsable del hogar.

En los archivos de la entidad contratista debe existir una carpeta por cada niño, niña o adolescente, con un resumen de historia, copia del registro civil, vacunas, exámenes médicos, tratamientos médicos o de rehabilitación, valoraciones que realiza la entidad al ingreso, informes producidos por la entidad durante el tránsito de los niños, niñas o adolescentes por el servicio, informes de egreso, visitas de seguimiento realizadas por la entidad supervisora, informes de visitas de seguimiento realizadas por el equipo interdisciplinario de la entidad y documentos recibidos o tramitados por esta. También deberá contener cada carpeta las actas de entrega de dotación y reposición entregadas, con firma de recibido por parte de la persona responsable del hogar, para facilitar la verificación de su existencia y estado durante las visitas de seguimiento.

Carpeta dotaciones: En la Defensoría de Familia/Comisaría de Familia/ Inspección de Policía/Entidad contratista, debe tenerse una carpeta que contenga copia de las diferentes evaluaciones de necesidades de dotación de los Hogares Sustitutos, consolidados, oficios, memorandos, circulares y todo lo relacionado con el tema.

En el Hogar Sustituto

Carpeta del responsable del Hogar: en cada hogar aprobado, el responsable del mismo debe tener una carpeta que contenga copia de los principales documentos pertinentes a su proceso de selección o aprobación, entre ellos: hoja de vida con foto, acta de obtención de calidad del hogar, constancias de capacitaciones recibidas, certificados de salud actualizados, y otros que se vayan generando durante el tiempo de existencia del hogar.

Carpeta del niño, la niña o del adolescente: por cada niño, niña o adolescente, la persona responsable del Hogar debe tener una carpeta que contenga: el acta de ubicación en medio familiar, registro civil o certificado de nacido vivo, fotografías, exámenes, fórmulas y tratamientos médicos realizados, carné de vacunas, carné de salud, evaluaciones médicas, odontológicas y nutricionales, certificados escolares, informes y calificaciones, así como copia de las actas de dotación recibida, y demás documentos que surjan durante el tiempo que permanezca en el Hogar.

Cuaderno o carpeta de vida cotidiana: el responsable del Hogar Sustituto debe llevar un cuaderno o carpeta por niño (Diario, Historia en el Hogar, Álbum personal) en el que mensualmente registre las principales experiencias de vida de los niños, las niñas y los adolescentes, sus progresos, logros, dificultades, incluyendo fotos que registren su desarrollo o momentos de vida en familia. En este cuaderno es importante anotar los hábitos de los niños, las niñas y los adolescentes (alimentación, higiene, sueño, recreación, temores, sueños, apegos, habilidades, relaciones, talentos, entre otros); con el fin de entregarlo a la familia, en caso de integración a su familia de origen o por adopción. Cuando la defensoría de familia o el equipo lo requiera, la madre sustituta deberá presentar este diario de campo como soporte para la toma de decisiones.

Cuaderno de visitas de seguimiento: en cada hogar debe existir, debidamente foliado, un cuaderno donde se registren las diferentes visitas realizadas por ICBF, entidades competentes, de control, del SNBF o entidad contratista, que incluya fecha de la visita, aspectos encontrados, y compromisos establecidos en relación con el proceso de atención a los niños, niñas o adolescentes o con la cualificación del Servicio.

2.5.2 Sistematización.

Las Regionales, Seccionales, autoridades competentes y entidades contratistas, deben hacer registros permanentes sobre el ingreso y egreso de los niños, las niñas y adolescentes en el sistema de información vigente, así como de todas las acciones adelantadas a su favor en el proceso administrativo de restablecimiento de derechos. Igualmente, deberán sistematizar la información relacionada con ingreso y egreso de familias sustitutas. Cuando la modalidad está a cargo de entidad contratista, le corresponde a ésta hacer el reporte mensual para presentar a la Regional o Seccional correspondiente. Estas bases de datos adicionalmente serán el insumo para la liquidación de los pagos mensuales.

2.6 SUPERVISIÓN, SEGUIMIENTO Y ASESORÍA

 ¿Qué le recomienda al ICBF?

 “Que no hablen sólo con la madre sustituta, sino también con nosotros en privado”

“Que no anuncien las visitas al Hogar Sustituto”

(Testimonios Adolescentes)

  

Los procesos de supervisión, seguimiento y asesoría si bien son diferenciales, deben desarrollarse en forma integral, teniendo presente que su objetivo fundamental es propiciar la cualificación de los Hogares, para que cumplan con la misión de garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes.

Para el desarrollo de estos procesos es importante tener claridad sobre los aportes que cada uno hace al mejoramiento de la atención de los niños, las niñas y adolescentes:

El proceso de supervisión se refiere al “conjunto de actividades sistemáticas de observación, registro y verificación del nivel de cumplimiento de la atención a la niñez, la adolescencia y la familia, frente a los estándares de estructura, proceso y resultado estipulados en los contratos de aporte, utilizando estrategias de seguimiento y asesoría, que permitan mejorar la calidad del servicio y garantizar los derechos de la infancia y la adolescencia”. Este proceso se rige por el sistema de supervisión definido por la Dirección de Evaluación del ICBF.

Para el cumplimiento de lo anterior se han establecido una serie de estándares, o criterios de referencia que señalan un nivel de calidad previamente definido y exigible, a través de los cuales se establece la pertinencia del proceso y se determina su contribución a la calidad y al logro de los objetivos del servicio

Para la verificación del cumplimiento con los estándares (estructura, proceso y resultado), la Dirección de Evaluación ha diseñado los Instrumentos de supervisión para Hogares Sustitutos y para ONG administradora de Hogares Sustitutos, mediante visita concertada y no concertada. Estos mismos instrumentos operan para la supervisión que realizan los servidores públicos del ICBF o entidades competentes.

Cuando en la Supervisión se encuentren posibles situaciones de riesgo, amenaza o de alerta con respecto a algún niño, niña o adolescente de un hogar, los supervisores deben remitir copia del informe a los equipos interdisciplinarios de los Centros Zonales, Seccionales, autoridades competentes o entidades contratistas, para que se actúe frente al caso de forma oportuna y se tomen las decisiones respectivas.

Respecto del seguimiento, es definido como la observación periódica y sistemática del proceso de atención y debe estar acompañado de recolección y análisis de la información con el fin de identificar el cumplimiento de lo establecido en el Lineamiento Técnico y en los estándares, en la garantía de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes ubicados en Hogares Sustitutos. Este seguimiento se realiza a cada niño, niña y adolescente con una periodicidad mensual o con mayor frecuencia en circunstancias

extraordinarias, y está a cargo del equipo técnico del ICBF, de la autoridad competente o de la entidad contratista.

Respecto del seguimiento e intervención psicosocial que hace parte del Proceso Administrativo de Restablecimiento de Derechos, el Defensor de Familia, el Comisario de Familia o el Inspector de Policía en su caso, pueden delegar esta función en el equipo de profesionales de la entidad contratista, si la hubiere, lo cual incluye constatar el bienestar de los niños, las niñas y los adolescentes y presentar los informes requeridos para la toma de decisiones en su proceso.

Los resultados de estos dos procesos: supervisión y seguimiento, deben presentarse al ICBF (centros zonales, regionales y seccionales), autoridades competentes y entidades contratistas, con las respectivas sugerencias, para que los servidores públicos responsables de los mismos adelanten las acciones de asesoría correspondientes, con el fin de mantener los factores que determinan un buen funcionamiento o proponer alternativas para modificar los aspectos que están generando incumplimiento de las obligaciones en relación con el servicio. Lo anterior debe ser registrado en el sistema de información vigente del ICBF.

a. Etapas del proceso de seguimiento:

Los responsables de este proceso, deben adelantar el procedimiento que se describe a continuación:

Etapa I - Elaboración del plan de seguimiento este plan debe elaborarse preferiblemente por un período anual o semestral y contener: nombres de los responsables de los hogares, la ubicación del hogar (dirección, sector), los nombres de los niños, las niñas y los adolescentes con medida de restablecimiento de derechos, sus edades, fechas de las visitas y responsables del seguimiento.

Etapa II- Realización de visitas: las visitas de seguimiento tienen como objetivo la observación y análisis de las condiciones del proceso de atención de cada niño, niña y adolescente.

Etapa III Elaboración del informe de Seguimiento: debe contener los resultados del proceso realizado, los cuales se registran en el “Informe de Seguimiento y Asesoría a Hogares Sustitutos (Anexo 15) dejando constancia de las acciones desarrolladas, los actores que participan, observaciones sobre lo encontrado y compromisos de la familia para continuar brindando la atención en las mejores condiciones o mejorar las que requieren de ajustes o modificaciones

Debe informarse al equipo interdisciplinario de la autoridad competente sobre la situación de los niños, las niñas y los adolescentes, y de encontrarse una irregularidad que afecte la salud física o mental o su integridad, se hace entrega del informe a la autoridad competente para que haga la amonestación respectiva, y de ser necesario se convoque a equipo interdisciplinario de dicha autoridad o de la entidad contratista, para la toma de decisión, bien sea con relación al hogar o a los niños, las niñas o los adolescentes que se encuentran ubicados en el mismo.

b. Resultado de las visitas de seguimiento: como resultado de las visitas a los niños, niñas y adolescentes se pueden encontrar diferentes situaciones:

· Condiciones satisfactorias: relacionadas con la atención a los niños, las niñas o los adolescentes y con el funcionamiento del Hogar. Si el cumplimiento es satisfactorio, se deja constancia escrita en el anexo 15, y se hace reconocimiento del logro alcanzado.

· Incumplimiento parcial que no reviste gravedad, con causa justificada: si la verificación permite establecer que el cumplimiento de las obligaciones en relación con la atención a los niños, las niñas y los adolescentes y con el servicio es parcial y que no reviste gravedad, se invita a hacer una mirada reflexiva sobre las condiciones encontradas y se brinda asesoría para que se introduzcan cambios a corto plazo que permitan dar solución a la situación encontrada.

· Incumplimiento que requiere corrección inmediata, sin causa justificada: el responsable del seguimiento determina si la deficiencia en la atención a los niños, las niñas o los adolescentes en la prestación del servicio requiere de una solicitud formal e inmediata para que se restablezca la deficiencia existente. De acuerdo con las condiciones encontradas y con el informe recibido, bien sea que esté a cargo del seguimiento, el ICBF, la autoridad competente o la entidad contratista, la autoridad competente hace la amonestación (Anexo 12).

· Incumplimiento que reviste gravedad: si la deficiencia se refiere a situaciones que afectan gravemente el desarrollo integral de los niños, las niñas y los adolescentes y ponen en peligro el ejercicio de sus derechos fundamentales, se produce la pérdida de calidad de Hogar Sustituto, sin perjuicio de la denuncia penal a que hubiere lugar, previa evaluación de los hechos verificados.

c. Pérdida de la calidad de Hogar Sustituto

Se pierde la calidad de Hogar Sustituto cuando se presenten circunstancias o hechos que afecten los derechos de los niños, las niñas o los adolescentes, la prestación del servicio, o impidan a los responsables del Hogar cumplir sus compromisos para la protección de los niños, las niñas y los adolescentes.

En este sentido, se entiende por pérdida de la calidad de Hogar Sustituto, al acto de de retiro de los niños, niñas o adolescentes del hogar y la clausura del mismo.

Esta decisión es competencia del equipo interdisciplinario de la autoridad competente y del Coordinador del Centro Zonal, de Asistencia Técnica Regional o Seccional, después de constatar los hechos y causales que dan lugar a la misma.

La pérdida de la calidad de Hogar Sustituto no se rige por normas laborales por cuanto su trabajo solidario constituye contribución voluntaria y por consiguiente, no implica relación laboral con las entidades operadoras del mismo, ni con las entidades públicas que en él participen.

- Pérdida de la calidad de forma inmediata y definitiva: las causales que se relacionan a continuación, conducen a la pérdida de calidad de hogar inmediata y definitiva, sin que medie proceso de seguimiento o investigación previo, puesto que considerando el interés superior del niño, la niña o el adolescente, el conocimiento de la ocurrencia de cualquiera de estas situaciones, o la posibilidad de que exista, implica que se está poniendo en riesgo la integridad física o mental de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Fallecimiento de la persona responsable del hogar.

· Enfermedad permanente física o mental, infecto- contagiosa o incapacidad prolongada de la persona responsable del Hogar, certificada por médico, que le dificulte o impida la atención de los niños, las niñas o los adolescentes.

· Condena Judicial con pena privativa de la libertad a la persona responsable del hogar, o a un miembro de la familia, cuyo grado de consanguinidad y/o cercanía afecte la dinámica familiar. Igualmente, que se dicte medida de aseguramiento en contra de la persona responsable del hogar.

· Que el Hogar Sustituto se utilice como expendio de sustancias psicoactivas y/o se consuman éstas por la persona responsable del hogar o por algún miembro del grupo familiar que conviva en el mismo.

· Abandono del niño, la niña o el adolescente por parte de la persona responsable del hogar.

· Accidente grave o muerte de un niño, niña o adolescente, por negligencia en su cuidado por parte de la familia sustituta.

· Conductas sexuales abusivas en contra de los niños, las niñas y los adolescentes, realizadas por parte de algún miembro de la familia Sustituta o de alguna persona cercana a ella, sin perjuicio de las acciones legales pertinentes.

· Maltrato físico, psicológico al niño, la niña o el adolescente, por parte de algún miembro de la familia sustituta o de alguna persona cercana a ella sin perjuicio de las acciones legales pertinentes.

· Cuando se compruebe la intervención de los niños, las niñas y los adolescentes en alguna actividad de explotación sexual, laboral o cualquier otro hecho punible como partícipe o víctima, a los cuales se les haya persuadido, permitido o coaccionado, por parte de la persona o personas responsables del Hogar Sustituto, de alguno de los integrantes del hogar, o de personas cuyo grado de consanguinidad y/o cercanía afecten la dinámica familiar.

· Cuando la persona responsable del Hogar o uno de los integrantes del mismo, no reporte de manera inmediata al equipo interdisciplinario de la autoridad competente o a la entidad contratista, las situaciones que han puesto en peligro la vida de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Cuando los niños, las niñas o los adolescentes desempeñan, con la autorización o exigencia del responsable del hogar u otra persona del grupo familiar, algún trabajo prohibido por la ley o por los convenios internaciones de la OIT Nos. 138 y 182, ratificados por Colombia.

· Cualquier otra que atente contra sus derechos fundamentales o su integridad.

· Venta y/o uso indebido de los elementos de dotación, de los aportes económicos asignados por el ICBF u otra entidad y/o por la familia de origen, o de otros recursos destinados para el sostenimiento del niño, la niña y el adolescente.

- Pérdida de calidad definitiva después del proceso de supervisión, seguimiento y asesoría: ocurre cuando después de un proceso supervisión, seguimiento y asesoría, donde consten por escrito las deficiencias e irregularidades en la atención a los niños, las niñas y los adolescentes o en el funcionamiento de los Hogares, estas no hayan sido subsanadas dentro de los términos establecidos por los responsables del proceso. Las causales son:

· Cuando el niño, niña o adolescente no muestra progreso en su crecimiento y desarrollo integral por negligencia en la atención brindada en el Hogar Sustituto, confirmado mediante seguimiento y consulta individual, médica, nutricional, psicológica y/o social.

· Cuando los niños, niñas o adolescentes del Hogar Sustituto son dejados a cargo de personas que carecen de las calidades físicas, mentales y sociales necesarias para asegurar su protección.

· Comportamientos de la persona responsable del Hogar Sustituto, o de algún miembro del grupo familiar, que obstaculicen el proceso de adaptación de los niños, las niñas o los adolescentes con sus familias biológicas o adoptivas.

· Cuando al niño, la niña o el adolescente bajo medida de restablecimiento de derechos se le asignan responsabilidades en el Hogar, no acordes con su edad o capacidad; es discriminado o rechazado por la persona responsable del hogar, o por algún miembro del grupo familiar.

· Desacato o incumplimiento a recomendaciones, tratamientos médicos, psiquiátricos o terapéuticos que requieran los niños, las niñas o los adolescentes para su desarrollo integral.

· Cuando no se permite o se entorpece la interacción de los niños, las niñas y los adolescentes con los miembros del grupo familiar sustituto, biológico, el ICBF, la autoridad competente o equipo de la entidad contratista.

· Cuando no se facilite la vinculación de los niños, las niñas y los adolescentes al medio social o educativo, o a actividades de salud, rehabilitación y/o recreación.

· Cuando la persona responsable del Hogar Sustituto no presta la atención a los niños, las niñas y los adolescentes según el tiempo establecido.

· Cuando se compruebe la vinculación de la persona responsable del hogar a actividades que le demanden la utilización permanente de su tiempo, descuidando la atención de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Cuando la persona responsable del hogar posibilite espacios de encuentro con las familias biológicas sin la previa autorización del equipo interdisciplinario de la autoridad competente, suministre a éstas información referente a los niños, las niñas y los adolescentes del hogar, o solicite directamente o por interpuesta persona dinero o elementos a la familia biológica o responsable del niño, la niña o el adolescente.

· Cuando las relaciones familiares, entre la pareja, o con los hijos son disfuncionales en el Hogar Sustituto y no son superadas. Esta situación deberá corroborarse.

· Cuando la persona responsable del Hogar Sustituto propicia escándalo público, y esto es corroborado con una autoridad competente.

· Incumplimiento de los lineamientos, normas y aspectos relacionados con el funcionamiento del Hogar Sustituto.

· Cuando la familia sustituta, o algún familiar o conocido, traslada de forma temporal o definitiva a los niños, las niñas o los adolescentes bajo medida de restablecimiento de derechos fuera de la ciudad, sin autorización de la autoridad competente.

· Cuando la familia sustituta cambia de domicilio o residencia sin avisar oportunamente al equipo interdisciplinario de la autoridad competente.

· Cuando la familia sustituta tiene a su cargo otro Hogar Sustituto, un Hogar Comunitario de Bienestar u otro programa de atención a niños, niñas o adolescentes.

· Cuando la persona responsable del Hogar, o algún familiar se niegue u obstaculice la entrega del niño, la niña o el adolescente a la autoridad competente que lo requiera.

· Ubicación del Hogar Sustituto en sitios declarados de alto riesgo por autoridad competente, o que amenace ruina o destrucción por incendio, avalancha u otra catástrofe natural o en sitios marginados cuya problemática social compromete el proceso de desarrollo de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Inasistencia repetida e injustificada de la persona responsable del Hogar a los eventos de capacitación programados, reuniones y/o Grupos de Estudio.

· Negligencia o negativa de la persona responsable del hogar para acoger las orientaciones y recomendaciones del equipo interdisciplinario de las autoridades competentes o de la entidad contratista, así como la negativa de la persona responsable del hogar y/o de su familia a aceptar las visitas de asesoría y seguimiento.

· Incumplimiento de los compromisos establecidos en los planes de mejoramiento, definidos conjuntamente con los responsables de la asesoría y seguimiento al hogar.

· Inadecuadas o conflictivas relaciones interpersonales de la persona responsable del hogar o de los integrantes del grupo familiar, con la comunidad, el grupo de responsables de Hogares Sustitutos, servidores públicos, autoridades, o entidad contratista.

· Cuando las condiciones de la vivienda representen inminente peligro para el desarrollo del niño, la niña o el adolescente, o cambios físicos en la vivienda o en los espacios habitacionales asignados a los mismos, que desmejoren las condiciones para su sano desarrollo.

· Cuando no reintegra oportunamente aportes o elementos recibidos no correspondientes, sin perjuicio de la acción penal a que haya lugar por su omisión o renuencia.

· Cuando el resultado de la visita de supervisión, a partir de la verificación de todas las variables arroja un valor inferior al 33.05% del valor estándar total del instrumento.

Adicionalmente, para los Hogares Sustitutos, son causales de pérdida definitiva de la calidad de Hogar después de un proceso de supervisión y seguimiento las siguientes:

· Cuando el objetivo de la prestación del servicio sea el beneficio económico de la familia.

· Por rechazo persistente e injustificado de la persona responsable del Hogar a aceptar niños, niñas o adolescentes con condiciones especiales de salud o edad, cuando tales condiciones fueron aceptadas al constituirse en Hogar Sustituto.

Antes de considerar la posibilidad de pérdida de calidad de un Hogar después del proceso de supervisión, seguimiento y asesoría, es necesario evaluar en equipo interdisciplinario, no sólo los antecedentes y las diferentes dificultades presentadas en el funcionamiento del servicio, sino también el estado del proceso administrativo de restablecimiento de derechos en que se encuentran los niños, niñas o adolescentes allí ubicados, el tiempo de permanencia, la proximidad de la adopción, de la integración familiar, o la vida independiente, cambios de medida anteriores, entre otros, para agotar previamente todas las posibilidades de asesoría y acciones de mejoramiento, procurando generar a tiempo los correctivos necesarios, y posibilitando la culminación del proceso sin afectar a los niños, las niñas y los adolescentes.

- Pérdida temporal de la calidad de Hogar Sustituto: las causales siguientes implican la decisión de pérdida temporal de la calidad de un Hogar Sustituto, de forma inmediata o después de proceso de supervisión y seguimiento, por considerar que afectan la atención de los niños, las niñas y los adolescentes:

· Retiro voluntario de la persona responsable del hogar.

· Por enfermedad grave o muerte de un miembro de la familia sustituta, cuando su ausencia o estado de salud altera la estabilidad emocional, económica o social del grupo familiar.

· Enfermedad grave de la persona responsable del hogar, o de algún miembro de la familia que requiera de una dedicación permanente y/o prolongada para su tratamiento y los imposibilite para la atención de los niños, las niñas y los adolescentes, cuando no haya otro familiar responsable que pueda asumir el cuidado de éstos.

· Cuando se presenta alguna situación de crisis o calamidad familiar que afecta la dinámica del Hogar Sustituto y por consiguiente la estabilidad de los niños, las niñas o los adolescentes bajo medida de restablecimiento de derechos.

· Cambio de residencia de la persona responsable del hogar a otra ciudad.

· Condiciones inadecuadas de la vivienda y/o espacios que no ofrecen garantías para los niños, las niñas y los adolescentes.

· Cuando el resultado de la visita de supervisión, a partir de la verificación de todas las variables (de competencia del Hogar, descontando las “No aplica” y las sujetas a cumplimiento del ICBF y otros) arroja un valor inferior al 59% del valor estándar total del instrumento y estos resultados se mantienen o bajan en una segunda visita.

El restablecimiento de calidad de Hogar Sustituto se considerará cuando las condiciones anteriores se hayan superado y subsista la necesidad del servicio y a juicio del equipo de la autoridad competente y/o de la entidad contratista, la persona responsable del hogar que solicite la reapertura haya ejercido su rol a cabalidad.

d. Procedimiento para la pérdida de calidad de Hogar Sustituto: este procedimiento aplica para la pérdida de calidad inmediata y después de un proceso de supervisión, seguimiento o asesoría. En estas circunstancias, el responsable de la supervisión o seguimiento por parte de la entidad contratista o de la autoridad competente, remite a la Defensoría, Comisaría de Familia o Inspección de Policía los informes, amonestaciones y antecedentes de las circunstancias encontradas. El Defensor, Comisario o Inspector convoca a reunión al equipo interdisciplinario, en la que debe participar el Coordinador del Centro Zonal o de Asistencia Técnica Regional o Seccional, con el fin de evaluar la situación y tomar la decisión; dejando constancia en acta firmada por los participantes.

- Amonestación: “Es la medida conminatoria por medio de la cual se hace un llamado de atención al responsable del Hogar Sustituto (artículo 53 Código de la Infancia y la Adolescencia), como resultado de irregularidades encontradas en la atención al niño, la niña o el adolescente o en la prestación del servicio y siempre será impuesta por la autoridad competente, con base en los informes recibidos del proceso de supervisión y seguimiento a los Hogares.

- Acta de pérdida de calidad de Hogar Sustituto: con el acta de la reunión convocada por la autoridad competente, la amonestación o amonestaciones realizadas al responsable del Hogar Sustituto, informes de visitas y demás documentos soporte, dicha autoridad elabora el Acta de pérdida de calidad de Hogar, la cual debe ser firmada por el equipo interdisciplinario y el Coordinador del Centro Zonal o de Asistencia Técnica Regional o Seccional ICBF.

En el Acta debe constar la obligatoriedad de la persona responsable del Hogar Sustituto de facilitar el traslado inmediato de los niños, las niñas y los adolescentes al lugar que determine la autoridad competente y de hacer devolución inmediata de los elementos de dotación básica, personal y escolar, así como de los documentos y demás elementos correspondientes a los niños, las niñas y los adolescentes que se encontraban bajo su responsabilidad.

- Notificación de pérdida de calidad del Hogar: el Acta de pérdida de la calidad de Hogar Sustituto debe ser notificada al responsable del Hogar, entregando copia al mismo, archivando el original en la carpeta correspondiente y registrando el retiro en el sistema de información vigente. Tratándose de un acto administrativo, proceden los recursos de ley.

- Reubicación de niños, niñas y adolescentes: una vez que se ha determinado la pérdida de calidad de un Hogar Sustituto, los niños, niñas o adolescentes bajo medida de restablecimientos de derechos, deberán ser trasladados preferiblemente a otro Hogar Sustituto de la jurisdicción de la autoridad competente que decretó la medida y que cuente con capacidad de atención, y haya sido previamente seleccionado siguiendo el proceso establecido en el presente lineamiento.

2.7 EVALUACIÓN DEL SERVICIO

Se debe desarrollar permanentemente, considerando una fase inicial, una intermedia y una final, que comprenda los diferentes componentes de los Hogares en su estructura, organización y funcionamiento, teniendo como marco las acciones planteadas en la matriz de responsabilidades de los diferentes actores.

Para este propósito se requiere definir el tipo de evaluación a realizar y la metodología de la misma, con participación de los profesionales de la autoridad competente, la entidad contratista, las familias sustitutas, las familias de origen, los niños, las niñas y los adolescentes, que contenga una línea técnica clara, fuentes de información confiables, con indicadores medibles que permitan tomar decisiones, introducir correctivos e implementar cambios que cualifiquen la calidad de atención.

De igual forma, se debe evaluar el proceso de atención de los niños, las niñas y los adolescentes, mediante indicadores que permitan medir su cumplimiento y teniendo como marco las áreas de derechos y la participación de cada una de las instancias que contribuyen al cumplimiento de los mismos.

Este proceso debe ser realizado por el equipo técnico del ICBF o de la entidad contratista, quienes como mínimo presentarán un informe integral bimensualmente. En el marco de un proceso pedagógico, se debe retroalimentar a las familias sustitutas y a los niños, niñas y adolescentes, definiendo de ser necesario, planes de mejoramiento.

2.8 SISTEMA DE ATENCION EN HOGARES SUSTITUTOS MEDIANTE CONTRATACIÓN

Teniendo en cuenta que la atención de los niños, las niñas y los adolescentes a través del servicio público de bienestar familiar en los Hogares Sustitutos desde su creación hasta la fecha ha estado a cargo del ICBF, y dada la complejidad de acciones que este servicio requiere, tanto en aspectos administrativos como operativos, así como la creciente demanda de atención a los Centros Zonales por parte de la población vulnerable; el sistema de contratación con entidades es un proceso necesario para garantizar la calidad de la atención a éstos.

Este sistema de contratación será implementado en todas las Regionales y Seccionales en forma gradual dependiendo de la situación particular en cada región.

A cada entidad contratista se le asignará un número de cupos de Hogares Sustitutos que facilite un proceso de atención con calidad, lo cual requerirá en algunas regionales la contratación con diferentes entidades según los cupos con que cuenten y la especialización en atención a niñez y adolescencia con y sin discapacidad.

Se deberá contar con entidades idóneas que brinden el servicio bajo los principios de celeridad, efectividad, transparencia y oportunidad, que garanticen el restablecimiento y el ejercicio de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes.

2.8.1 Proceso de selección y capacitación de entidades: la Regional o Seccional debe realizar un proceso de selección de entidades contratistas, siguiendo los procedimientos contractuales señalados por las normas vigentes. (Ver anexo 28)

Debe asegurarse que una vez legalizado el contrato y previo a la atención directa a los niños, las niñas y los adolescentes, se adelante un proceso de inducción y capacitación en aspectos técnicos, administrativos y financieros con los profesionales de la entidad seleccionada que asumirán los procesos contratados y con los profesionales de los equipos interdisciplinarios de los centros zonales y autoridades competentes involucradas, para la organización y puesta en marcha de la contratación. De igual manera, es necesario que con la mayor oportunidad se haga entrega de los Hogares que quedarán a su cargo, así como de los informes de los niños, las niñas y los adolescentes en ellos ubicados, sin interferir con la prestación del servicio.

En este proceso se debe asegurar que el personal que recibe la inducción sea el mismo que asumirá la administración de los Hogares y responda al perfil y obligaciones contempladas en el contrato, así como la presentación del plan de acción por parte de la entidad contratista; que contemple tiempos, responsables y acciones requeridas para dar cumplimiento a cada proceso sin afectar la atención a los niños, las niñas y los adolescentes de los Hogares, y sin que se detengan o retrasen por parte del ICBF o autoridad competente las actuaciones pertinentes al proceso administrativo de restablecimiento de derechos. Este plan de trabajo debe ser presentado al supervisor del contrato, para verificar su cumplimiento.

2.8.2 Selección de Hogares para la contratación: para decidir cuáles hogares forman parte de la contratación, se pueden plantear varias alternativas entre ellas:

· Agruparlos geográficamente por facilidad de desplazamiento.

· Seleccionar preferiblemente todos los hogares de un mismo Centro Zonal.

· Incluir hogares de varios municipios o Centros Zonales, de acuerdo con su número.

· Establecer la capacidad instalada de la entidad contratista y la facilidad de desplazamiento.

2.8.3 Talento Humano de la entidad contratista: la entidad contratista debe garantizar el siguiente personal:

ÁREA PERSONALESTÁNDARTIEMPO


Administrativa
Representante Legal 1TC
Coordinador Hogares Sustitutos1TC
Secretaria1 por 100 niñosTC
ContadorGarantizarHoras mes
Revisor FiscalGarantizarHoras mes


Profesional
Psicólogo1 por c/60 cuposTC
Trabajador Social1 por c/ 60 cuposTC
Nutricionista1 por c/ 80 cuposTC
* Educador Especial (para Hogares con discapacidad)1 por c/30 cuposTC
En reemplazo de 1 ó 2 Psicólogos, según necesidad
* Terapeuta Ocupacional (para Hogares con discapacidad)1 por c/30 cuposTC
En reemplazo de 1 ó 2 Trabajadores Sociales, según necesidad
ServiciosServicios GeneralesGarantizar Horas mes

Notas:

1. El Coordinador de Hogares Sustitutos debe ser exclusivo para esta función.

2. Los profesionales asignados, deben ser exclusivos para esta modalidad de atención.

3. El personal profesional debe ser exclusivo para la atención de los niños, las niñas y los adolescentes de Hogares Sustitutos.

2.8.4 Administración de Recursos

Los recursos asignados a los Hogares Sustitutos, cualquiera que sea la forma de administración, deberán ser manejados bajo los principios de celeridad, efectividad, transparencia y oportunidad, implementando cada Regional y Seccional en coordinación con los Centros Zonales y autoridades competentes, un plan de supervisión, que permita verificar el correcto uso y manejo de los mismos, de tal forma que su destinación responda directamente a cubrir las necesidades de los niños, las niñas y los adolescentes, en garantía de sus derechos. (Ver Anexo 28) Parámetros para proceso de contratación con entidades del SNBF.

3. ESTANDARES

3.1 DOTACIÓN

La dotación hace relación a los elementos que se deben suministrar a los niños, las niñas y los adolescentes con medida de ubicación en medio familiar, desde su ingreso hasta el momento de su desvinculación o egreso, y está clasificada en básica, personal y escolar.

Cuando la modalidad funciona a cargo del ICBF, el valor de la dotación equivale al 10% del valor cupo/mes. Cuando funciona a cargo de la Entidad contratista, el valor de la dotación y de los demás gastos y procesos a cargo de la entidad, está incluido en el % restante de la cuota de sostenimiento (emergencias, selección de familias, capacitación y formación, gestión con el sistema, seguimiento y asesoría, atención psicosocial a niños, niñas y adolescentes, familias sustitutas y de origen).

Dotación básica: se refiere a los elementos que son entregados a la apertura de un nuevo hogar.

Dotación personal: se refiere al vestuario de acuerdo con la edad, clima y costumbres de la región.

La entrega de la dotación personal se debe hacer al ingreso del niño, niña o adolescente y dos (2) veces al año, en los siguientes periodos:

Primero: enero a marzo

Segundo: junio a septiembre.

   

La programación y adquisición de la dotación personal, debe hacerse teniendo en cuenta las necesidades e intereses identificados conjuntamente por los servidores públicos de las entidades competentes o entidad contratista, persona responsable del hogar, y niños, niñas y adolescentes.

La dotación personal también incluye los elementos lúdico-deportivos, así como la celebración de actividades o eventos especiales.

Dotación escolar: se refiere a los elementos que reciben los niños, las niñas y los adolescentes de Hogares Sustitutos que se encuentran vinculados al sistema educativo (matriculas, uniformes, textos y útiles escolares), y deben ser entregados a comienzo o mediados del año, según calendario escolar. Cuando los niños se encuentran en edad preescolar, están desescolarizados o presentan discapacidad en grado severo, esta dotación equivale a juguetes y material didáctico. (Ver Anexo 17 “Estándares Básicos de elementos de Dotación”).

Adquisición y entrega de la dotación

Con el fin de unificar criterios y garantizar la entrega de la dotación a los niños, las niñas y los adolescentes, cumpliendo con los estándares de dotación definidos, procedimientos claros y el seguimiento de las normas vigentes, las Regionales, Seccionales, Centros Zonales, deberán regirse por los procedimientos incluidos en el Manual de Procesos y Procedimientos y por la guía contenida en el presente Lineamiento (Ver anexo 16).

Para la compra de la dotación se recomienda preferir almacenes de cadena o de distribución mayorista, o establecimientos comerciales que cuenten con amplia y variada oferta de artículos, que brinden elementos de buena calidad y a buen costo, y que permitan la participación de los niños, las niñas y los adolescentes en su escogencia. Este proceso debe ser adelantado mediante contratación según lo establecido en la Ley 80, el Manual de Contratación vigente del ICBF, y dando cumplimiento a lo planteado por el SICE (Sistema de Información para la Contratación Estatal)

La dotación debe responder a las necesidades individuales de los niños, las niñas y los adolescentes de los Hogares Sustitutos teniendo en cuenta sus intereses, edades y las tallas correspondientes a cada uno de ellos y ellas; cumpliendo con entregas oportunas, tanto a su ingreso como en los períodos establecidos.

Para definir la forma de adquisición de la dotación, en cada Regional y Seccional se requiere de una evaluación compartida entre las diferentes instancias, razón por la cual en Regionales se deberá tomar la decisión en Comité de Dirección ampliado, y en Seccionales en reunión de Dirección y equipo técnico. En todos los casos, excepto cuando existe contratación con ONG, la DOTACIÓN BÁSICA debe ser adquirida directamente por el ICBF. En este caso debe tenerse en cuenta el manual de procesos y procedimientos.

Formas de adquisición de la dotación

A cargo del ICBF o a cargo de Entidad Contratista, mediante:

· Adquisición Directa

· Adquisición de bonos con almacenes de cadena

· A cargo del responsable de Hogar Sustituto

· Dotación remanente y de reserva

Guía General de Adquisición de Dotación

Cuando la adquisición de la dotación se realiza en forma directa por el ICBF o la entidad contratista se debe tener en cuenta:

· Diligenciar cada responsable de Hogar Sustituto, el formato de Evaluación de Necesidades de dotación básica, personal o escolar (recibido de la Seccional, Centro Zonal o entidad contratista), según lo requerido por los niños, las niñas y los adolescentes de su hogar, dando a cada uno participación en la evaluación para que la solicitud parta de sus propias necesidades. (Anexo 17 A de dotación)

· Remitir el formato a la Regional, Seccional, Centro Zonal o entidad contratista correspondiente en un plazo máximo de veinte (20) días. (Anexo 17 A de dotación).

· Asistir en compañía de los niños, las niñas y los adolescentes a la Regional, Seccional, Centro Zonal o entidad contratista correspondiente, el día y hora asignado por el servidor público responsable de Hogares Sustitutos, para recibir la dotación.

· Nota 1. En ningún caso se podrá delegar a un tercero para recibir la dotación, ni podrá recibir el responsable de un Hogar, la dotación de niños de otros Hogares Sustitutos; únicamente se permitirá la entrega a otra persona en caso de enfermedad o impedimento especial por parte de algún responsable de Hogar Sustituto, mediante autorización escrita del Coordinador Zonal, Asistencia Técnica Regional, Seccional o Coordinador de Hogares Sustitutos de entidad contratista.

· Nota 2. Cuando los niños, niñas o adolescentes, presenten discapacidad o enfermedad que dificulte el desplazamiento, no serán llevados para recibir de forma directa la dotación, a menos que una persona responsable ofrezca su apoyo y compañía.

· Firmar cada responsable de Hogar Sustituto, un Acta de recibido con la relación de los elementos de dotación entregados para cada niño, niña y adolescente, y recibir copia de la misma. El Acta debe llevar la firma del servidor público que entrega, el responsable que recibe y la firma del niño, niña y adolescente que esté en capacidad de hacerlo. (Anexos 18, 18A, 18B de dotación).

· Archivar en la carpeta de cada niño, niña o adolescente en el Hogar Sustituto, una copia del Acta de elementos recibidos, las cuales deben estar disponibles al momento de las visitas de seguimiento que se realizarán dentro de los seis (6) meses siguientes a su adquisición, para verificar su existencia y estado.

· Velar, cada responsable de Hogar Sustituto, por la destinación, correcto uso y cuidado de la dotación recibida por los niños, niñas y adolescentes de su Hogar.

· Responder, el responsable del Hogar Sustituto por escrito, a los requerimientos que le sean hechos por la autoridad competente, en caso de encontrarse irregularidades con la dotación de los niños o adolescentes, clarificando la situación encontrada, o subsanando la irregularidad en el tiempo fijado.

Para la adquisición y entrega de la dotación a través de bonos o de la entrega del recurso directamente al Hogar Sustituto (Ver Anexo No. 16).

Manejo de Dotación Remanente y de Reserva

La Dotación Remanente, se refiere a los elementos que han sido adquiridos de forma directa (a través de contratación o por intercambio de bonos), y que quedan sobrantes después de la entrega a los niños, las niñas y los adolescentes de Hogares Sustitutos, siendo almacenados por la entidad para posteriores entregas.

La Dotación de Reserva, hace referencia a los elementos que son adquiridos con anterioridad a su entrega con el fin de tenerlos en depósito para atender las necesidades que vayan surgiendo por parte de los niños, las niñas y los adolescentes de los Hogares Sustitutos, tanto al ingreso como durante su tránsito por el hogar, o en situaciones de emergencia.

La entidad deberá tener en cuenta:

· Delegar por escrito a un responsable de la dotación remanente o de reserva.

· Depositar los elementos de dotación remanentes o de reserva, en un lugar que brinde las mejores condiciones de seguridad, ventilación, higiene y organización, para que se conserven en buen estado mientras se hace su entrega a los niños, niñas o adolescentes de los hogares.

· Realizar un inventario de los elementos existentes en bodega al momento de recibir la delegación y entregar copia al área administrativa de la entidad.

· Mantener debidamente organizados en la bodega los elementos, por artículos y tallas para facilitar el ingreso, la entrega, inspección e inventario de los mismos.

· Mantener el inventario de los elementos que se encuentran almacenados y llevar un libro de registro o tarjeta de existencias físicas de elementos, en las que se consigne la entrada y salida de cada articulo. El cuaderno o tarjeta de cada elemento existente en bodega debe contener: fecha de cada registro, nombre del artículo, tallas, cantidad de elementos que ingresan o son retirados, destinación, saldo total y responsable de cada registro. (Anexo 22 de dotación)

· Diligenciar un comprobante de egreso y/o Acta de entrega de bienes, donde quede constancia de los elementos que son entregados para los niños, niñas y adolescentes de hogares sustitutos, la cual debe ser firmada por quien entrega y por quien recibe. (Anexo 23 de dotación)

· Archivar original del Acta de entrega de dotación en el archivo de la entidad contratista y entregar copia al responsable del Hogar Sustituto, para archivo en la carpeta de cada niño, niña y adolescente. (Anexos 18, 18A, 18B de dotación).

· Realizar inventario de elementos en bodega semestralmente y entregar copia del mismo al área administrativa de la entidad.

Utilizar para todos los casos relacionados con dotación, los formatos establecidos en los Lineamientos Técnico - Administrativos de Hogares Sustitutos.

3.2 CUOTA DE SOSTENIMIENTO

Consiste en un aporte mensual destinado a atender exclusivamente las necesidades básicas de los niños, las niñas y los adolescentes, y es entregado directamente a la persona responsable del Hogar Sustituto, así:

· Alimentación: desayuno, dos refrigerios, almuerzo y comida. Para los niños y niñas menores de un año se debe suministrar compotas, cereales y los demás alimentos acordes con su edad.

· Artículos de aseo personal

· Transportes urbanos para el traslado a los servicios de Educación, Salud y otros.

Cuando la modalidad funciona a cargo del ICBF, la cuota de sostenimiento equivale al 80% del valor cupo mes.

3.3 GASTOS DE EMERGENCIA

Es el recurso destinado a cubrir algunas situaciones imprevistas en la atención de los niños, las niñas y los adolescentes que no están incluidos en sostenimiento y dotación.

Los gastos de emergencia corresponden al 10% del valor cupo/mes, cuando la modalidad funciona a cargo del ICBF, e incluyen:

· Leches de iniciación o de continuación (I y II semestre) para menores de un (1) año.

· Leches o fórmulas especiales prescritas para patologías específicas de niños o niñas (con base en aislados de soya, deslactosadas, antireflujo, para casos como prematuros y otros) o suplementos prescritos.

· Transporte intermunicipal e interdepartamental para traslados requeridos y urgentes de niños, niñas, adolescentes y adulto acompañante o de niños, niñas y adolescentes con discapacidad a servicios médicos y de rehabilitación.

· Gastos de salud para situaciones no contempladas en el plan de beneficios del régimen subsidiado, y que no se hayan obtenido a través de la gestión con la entidad territorial:

· Medicamentos no contemplados en el POS

· Servicios odontológicos no contemplados en el POS

· Prótesis

· Artículos ortopédicos

· Sillas de Ruedas

· Gastos funerarios

Manejo del Recurso de Emergencias:

· Creación de Caja Menor por parte de la entidad competente o contratista. Cuando la emergencia presentada ha sido asumida por la familia sustituta, posterior a ésta y al gasto en que se ha incurrido, se solicitará a la entidad competente o contratista el reembolso del dinero invertido, adjuntando los recibos o facturas correspondientes. Cuando la situación particular permita hacer la solicitud previamente, el responsable del Hogar Sustituto presentará el certificado médico, fórmula o documento que sustente la necesidad, y la entidad competente o contratista, hará el trámite respectivo y el desembolso del dinero con la mayor celeridad. Posteriormente dicha entidad legaliza los gastos en su movimiento financiero.

· Contrato con otras entidades (droguerías, empresas de transporte terrestre o aéreo, Cajas de Compensación, almacenes de cadena, supermercados o funerarias): En estos casos, la persona responsable del Hogar Sustituto presenta el certificado médico, fórmula o documento que especifique la necesidad del artículo o servicio a la entidad competente o contratista, para el visto bueno de la persona encargada. Con este visto bueno, el responsable del Hogar Sustituto, adquiere directamente el artículo solicitado con la empresa respectiva.

· Cuando ya se ha incurrido en el gasto, dada la emergencia, el responsable del Hogar Sustituto solicitará a la entidad el reembolso del dinero, presentando para la legalización, los comprobantes que soportan los gastos efectuados. Para mayor agilidad y oportunidad en el manejo de este rubro, se recomienda asignar un porcentaje anual en la caja menor.

·

3.4 SOPORTE A LA GESTION DEL PROYECTO, incluye los componentes de:

Capacitación: Se refiere a la formación y capacitación permanente, dirigida a las Familias Sustitutas. Incluye gastos para:

· Material pedagógico

· Logística

· Papelería

· Alquiler de espacios

· Talento Humano

Supervisión, seguimiento y asesoría incluye los gastos para:

· Transporte

· Contratación de prestación de servicios

· Viáticos

4. FAMILIAS SUSTITUTAS PARA NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES INDIGENAS EN DIFICULTADES

Si pudiera pedirle algo a Bienestar Familiar, ¿qué le pediría?”

“Que me traigan mi idioma”. (Niña Tikuna de Puerto Nariño - Amazonas, ubicada en Hogar Sustituto no indígena)

INTRODUCCIÓN

La Constitución del 91, buscó interpretar la realidad de nuestro país, y uno de los grandes cambios que generó fue el reconocimiento y valoración de los pueblos indígenas como sujeto colectivo de derecho y fundamentalmente la igualdad de todas las culturas. De igual forma, el código de la Infancia y la adolescencia en su Art. 13 establece que “Los niños, niñas y adolescentes de los pueblos indígenas y demás grupos étnicos, gozarán de los derechos consagrados en la Constitución Política, los instrumentos internacionales de derechos humanos y el presente código, sin perjuicio de los principios que rigen sus culturas y organización social”

Al ser este un imperativo de orden constitucional todos los colombianos debemos transformarnos para cambiar principios y modos de interactuar entre las diferentes sociedades. El ICBF por supuesto debe realizar ajustes para fortalecer la condición de sociedades con culturas alternativas y modos de ver y sentir el mundo, que parcial o totalmente se diferencian de la mayoría de los colombianos.

Las nuevas orientaciones para fortalecer los Hogares Sustitutos no pueden dejar de lado estos principios constitucionales, por lo que la Dirección General del ICBF ha considerado definir unas líneas generales que contribuyan a la mejor ejecución del servicio en pueblos indígenas.

4.1 PRINCIPIOS

1. Los proyectos y servicios de atención tradicionales que ha desarrollado el ICBF, se pueden transformar y/o adaptar para generar modelos alternativos que respondan a las demandas y necesidades culturales propias de los pueblos indígenas, conservando los principios fundamentales y propósitos en cumplimiento de sus derechos y acordes con su idiosincrasia e identidad.

2. La opción de trabajar con pueblos indígenas se constituye en una misión que busca contribuir con el intercambio cultural, mediante procesos participativos, educativos y transformadores para el logro de condiciones de bienestar y acciones de cambio.

3. Contribuir al fortalecimiento de la etnicidad y la cultura, metas y fines primordiales de la política de reconocimiento.

4. Toda intervención o innovación que se implemente con comunidades indígenas debe partir de considerar el “todo social”; por ello es necesario examinar el impacto de un programa sobre una sociedad determinada.

5. Las diversas formas de atención que se generen con comunidades indígenas, deben considerarse como medios para afianzar sus condiciones internas y fortalecer fines mas elevados.

4.2. TIPOLOGÍAS DE ORGANIZACIÓN

Los pueblos indígenas de Colombia viven de diferente modo y en diferentes lugares del territorio nacional. Estas comunidades pueden ser pueblos aislados o pueblos semiaislados, de los centros urbanos, pueblos ubicados en núcleos urbanos o en núcleos rurales, cuyas familias viven en forma preponderantemente individualista o colectivo. No es lo mismo un pueblo indígena que habita un centro urbano, que aquel que se encuentra geográficamente aislado de otros poblados. Existen pueblos que tienen una mayor conservación de usos y costumbres y por ello mayor autonomía.

Respecto de la relación social y de protección a los niños, las niñas y los adolescentes con dificultades podemos establecer cuatro (4) tipos de comunidades:

· Comunidades que atienden sus propios asuntos, en este caso sus niños, niñas y adolescentes en dificultad. Son solidarias y conservan usos y costumbres propias; disponen de medios espirituales y materiales, es decir, no requieren intervención del Estado.

· Comunidades solidarias que con recursos escasos comunitarios, dan soporte para la atención de los niños, las niñas y los adolescentes, pero requieren apoyo parcial del Estado.

· Comunidades no solidarias con valores distorsionados que a pesar de poder hacer algo por los niños, las niñas y los adolescentes, no les brindan la protección necesaria. En este caso el ICBF y las autoridades competentes en coordinación con las demás entidades del sistema, debe trabajar para fortalecer y recuperar valores solidarios y cooperativos y establecer con la comunidad, estrategias de atención para los niños, las niñas y los adolescentes, partiendo del Plan de Vida de cada comunidad. Mientras se recuperan valores, es deber del Estado asumir la protección de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Comunidades que por razones culturales, no pueden atender los niños, niñas y adolescentes, en situaciones difíciles o con limitaciones físicas, como sucede con los pueblos nómadas, que entregan los niños, las niñas y los adolescentes a la sociedad mayoritaria como una medida de protección.

4.3 COORDINACIÓN INTERINSTITUCIONAL

Los pueblos indígenas a través de sus autoridades hacen parte del Sistema Nacional de Bienestar Familiar. Como pueblos reciben transferencias y tienen derecho a fortalecer sus programas con recursos provenientes del municipio, de instituciones nacionales o incluso internacionales. Es importante establecer un dialogo intercultural e interinstitucional que permita que se destinen recursos para la atención a la niñez, la adolescencia y la familia indígena. En esta gestión, juegan un papel importante los servidores públicos ICBF y autoridades competentes locales, impulsando la participación de representantes de las comunidades indígenas en los Consejos de Política Social o en las instancias que hagan sus veces. Así mismo, conocer el Plan de Vida de la comunidad, que permita identificar los recursos que le son asignados por el municipio o por la Nación, su distribución y priorización en las necesidades de la población, para orientar, acompañar y/o cofinanciar la ejecución de los recursos en programas o servicios que sean de impacto y beneficio para su organización. Para ello es importante conocer las normas legales que obligan a los entes territoriales y demás instituciones a cumplir con sus competencias.

4.4. CRITERIOS GENERALES PARA MODALIDADES DE ATENCIÓN EN

 COMUNIDADES INDÍGENAS

Es importante tener en cuenta que el Hogar Sustituto u otra modalidad de atención de la protección, debe estar orientada a niños, niñas y adolescentes menores de 18 años indígenas, preferiblemente de la misma comunidad; como se expresa en el Articulo 59 de la Ley de Infancia y Adolescencia, parágrafo: “En el caso de los niños, niñas y adolescentes indígenas, se propenderá como primera opción la ubicación del menor en una familia indígena”. El ICBF asegurará a dichas familias indígenas el aporte mensual para atender exclusivamente los gastos del niño niña o adolescente.

Para la operacionalización del servicio es importante tener en cuenta:

· La observación e identificación de formas de organización interna y alternativas de atención que presentan las propias comunidades en el marco de respeto a sus particularidades culturales, reconociendo los mecanismos afectivos, organizativos y materiales que las familias indígenas tienen para la protección de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Asegurarse que las familias indígenas no deleguen sus responsabilidades del cuidado y atención de los niños, las niñas y los adolescentes con el servicio prestado, ni se genere dependencia con la entidad por la introducción del componente “dinero”, puesto que una situación que era asumida por la parentela, se dejaría de asumir por la incorporación de un pago, desvirtuando la función protectora de la comunidad.

· Incluir en el proceso formativo el concepto de dinero y su uso, haciendo su asignación de forma proporcional a las necesidades de la comunidad, y suministrándolo en dinero y/o en especie y en forma gradual. El ICBF concertará con la comunidad la inversión y administración de los recursos, para evitar se destine en actividades con fines diferentes.

· Concertar con las autoridades, y de acuerdo con las características socioeconómicas de la comunidad, la conveniencia de implementar Hogares Gestores, con el fin de conservar y fortalecer lazos familiares, el sentido de pertenencia de los niños, las niñas y los adolescentes a su comunidad, sus usos y costumbres.

· Concertar con los cabildos y/o autoridades tradicionales las formas de organización e implementación del servicio, teniendo en cuenta su relación social, tipología, ubicación geográfica y planes de vida, de tal manera que se fortalezca la responsabilidad de la familia y comunidad en la formación y cuidado de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Crear alianzas estratégicas con los diferentes sectores del municipio, para que se comprometan de acuerdo con sus competencias, en la atención de los niños, niñas, adolescentes y familias de la región.

4.5 ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL SERVICIO

Se deben considerar para la organización y puesta en marcha del servicio, los criterios generales planteados para la selección de las familias sustitutas. Sin embargo, para las comunidades indígenas, resulta necesario revisar aquellos que no aplican directamente para ajustarlos a sus condiciones socioculturales. A continuación se resaltan algunos criterios específicos a tener en cuenta.

· Crear conjuntamente con las autoridades indígenas, estrategias de promoción y divulgación del servicio, diferentes a las utilizadas tradicionalmente para otras poblaciones, de tal forma que no sean contradictorias con sus usos y costumbres.

· En los criterios para la selección de las familias se deben tener en cuenta las relaciones familiares, pautas de crianza de acuerdo a la etnia, buen comportamiento social, alto grado de compromiso y en especial, la calidez y afectividad que le puedan brindar a los niños, las niñas y los adolescentes.

· En el proceso de selección de familias, debe intervenir la comunidad indígena, quienes serán a la vez, los veedores del proceso de atención.

· Reconocer y aceptar las diversas tipologías de familia en comunidades indígenas para la conformación de los hogares, así como la claridad y conocimiento sobre la función y misión frente a la protección de los niños, las niñas y los adolescentes.

· Considerar valores culturales y morales, la lengua, hábitos alimentarios, economía familiar, autoridad, dinámica afectiva, salud de los miembros de la familia, normas, costumbres, concepción de niño, niña y adolescente que tiene la familia y demás factores que la legitimen ante la comunidad, el ICBF y autoridades competentes, así como la capacidad de respuesta y receptividad a las orientaciones del ICBF, autoridades competentes y a las demandas de los niños, las niñas y los adolescentes, en cumplimiento de sus derechos.

· Respecto a las condiciones de la vivienda, los criterios deben ajustarse a las características de la infraestructura dentro del contexto sociocultural y regional, teniendo en cuenta que la vivienda no represente riesgos para la seguridad y salud de los niños, las niñas y los adolescentes y cuente con higiene y organización óptimas en el marco de sus propias condiciones. Si se carece de algunos de los servicios básicos, se debe orientar a las familias con el apoyo del promotor de salud, en el manejo de excretas, basuras, consumo del agua, manejo de alimentos y demás.

· Destinar un espacio físico como dormitorio para los niños, las niñas y los adolescentes que les permita gozar de privacidad, y un lugar independiente para guardar sus pertenencias.

4.5.1 Capacitación, Asesoría y Seguimiento

Por las distancias a las que se encuentran ubicados algunos pueblos indígenas, se requiere coordinar acciones con los diferentes representantes de la comunidad; promotor de salud, docentes, capitán de la comunidad o líder comunitario, el párroco; que colaboren en la capacitación, asesoría y seguimiento al servicio y a los niños, las niñas y los adolescentes, estableciendo (previa inducción y concertación), mecanismos de información y realimentación con el equipo interdisciplinario del Centro Zonal, Regional, Seccional, autoridad competente o entidad contratista.

Así mismo, para el seguimiento a los niños, las niñas y los adolescentes, cuando han sido integrados a su familia, es importante contar con el apoyo de los distintos actores institucionales que han conocido de la situación particular de los mismos.

4.5.2 Trabajo con familia

· Para el abordaje terapéutico con los niños, niñas, adolescentes y familias, se debe partir del respeto a las tradiciones culturales, familiares y comunitarias, sin desconocer la medicina tradicional. Despojarse de criterios academicistas y técnicos, integrando y complementando los conocimientos profesionales con el saber popular de las comunidades indígenas, reconociendo la influencia cultural y jerárquica que ejercen los brujos, chamanes, curanderos y ancianos sabios, en individuos, familias y comunidades.

· Realizar la atención de forma integral a las familias y a los niños, las niñas y los adolescentes cuando acuden al ICBF, autoridad competente o entidad contratista para seguimiento o control con algunos de los profesionales, y crear planes caseros que refuercen su atención, con el compromiso de la familia sustituta o de origen.

· Realizar trabajo terapéutico en coordinación con otras instituciones que puedan contribuir al mejoramiento de las condiciones psicoafectivas o sociofamiliares de los niños, las niñas y los adolescentes.

BIBLIOGRAFIA

Acosta A. Políticas Públicas de Niñez. Bogotá. 2002.

Ardila, E. La Infancia en Situación de Violencia y Conflicto Armado, UNICEF, Bogotá. 1994

Asociación Afecto Contra el Maltrato Infantil. Memorias VIII Congreso Colombiano de Prevención y Atención del Maltrato Infantil. FNUAP. Bogotá. 2000

Bowlby, J. El Vínculo Afectivo. Buenos Aires. 1969

Bowlby, J. Pérdida Afectiva, Tristeza y Depresión. 1983

Cobos, F. Colombia en la Década de los 90. Adolescencia y Violencia. Revista. Bogotá, 1992.

Consejería Presidencial para la Política Social. Reflexiones para la Intervención en la Problemática Familiar. Bogotá. 1995

Convenio UNICEF, FES, Defensoría del Pueblo. Impacto de los Conflictos Armados en la Infancia. Bogotá. 1998

Estupiñán M. Jairo, Hernández C. Angela. Sinapsis Centro de Formación, Consultoría y Psicoterapia. Lineamientos Técnico administrativos misionales y herramientas metodológicas para la inclusión y la atención de las familias en los programas y servicios del ICBF. Bogotá, Abril 2006.

Fundación Antonio Restrepo Barco. Hacia una Política de Protección de la Niñez. Bogotá. 1999

Fundación Antonio Restrepo Barco- UNICEF. La Participación está en Juego. Bogotá. 2000

Fundación Antonio Restrepo Barco- UNICEF. Los Derechos de la Niñez. Bogotá. 1997

Galvis, O. Ligia. La Familia, una Prioridad Olvidada. Bogotá. 2001

Galvis, O. Ligia. Para que los niños, las niñas y los adolescentes puedan vivir en dignidad. La Imprenta editores Ltda. Bogotá. 2003

Guzmán P. Jorge Enrique, Tobón C. Mónica, Asesores Pro equidad. Tomado del Manual de Capacitación “Herramientas para construir equidad entre mujeres y hombres”. Bogotá. 1995.

ICBF. Código del Menor. Decreto 2737. 1991.

ICBF- Fundación Antonio Restrepo Barco-UNICEF. Sistema de Supervisión de los contratos de aporte suscritos por el ICBF. Documento Preliminar. Bogotá, Octubre 2003.

ICBF. Estudio de la Organización y Funcionamiento de los Hogares Sustitutos a nivel Nacional. Subdirección Técnica de Protección. 1991.

ICBF. Evaluación Técnica y Administrativa de Hogares Sustitutos. Regional Bogotá, 1992.

ICBF- UNICEF-FESCO. Cualificación Hogares Sustitutos. Manizales. 1993.

ICBF. Lineamientos Hogares Sustitutos. Bogotá. 1974 a 1997

ICBF. Lineamientos del Subproyecto Hogares Sustitutos. Bogotá. 1997

ICBF. Memorias I Seminario-Taller Resignificación Conceptual y Operativa Programa Hogares Sustitutos. Bogotá. 2001

ICBF. Memorias II Seminario-Taller Resignificación Conceptual y Operativa Programa Hogares Sustitutos. Bogotá. 2001

ICBF. Promoción y Fomento de los Derechos de la Niñez y la Familia. Subdirección de Promoción y Fomento. Bogotá. 2001

Jiménez C. Carlos. Vínculo Familiar y Ciudadanía. ICBF- Universidad Javeriana. Javegraf. Bogotá. 2001

Londoño, V. Argelia. Derecho a los Derechos. Consejería Presidencial para la Política Social. Bogotá. 2001

Sánchez B. Esther. Cajas de Herramientas sobre Constitución, Multiculturalismo y Metodología para establecer relaciones de entendimiento intercultural. Bogotá.

* * *

<NOTAS DE PIE DE PÁGINA>.

1. Ley 1098 de 2006. Código de la Infancia y la Adolescencia. Noviembre 8 de 2006.

Ir al inicio

logoaj
Disposiciones analizadas por Avance Jurídico Casa Editorial Ltda.©
"Derecho del Bienestar Familiar"
ISBN [978-958-98873-3-2]
Última actualización: 31 de diciembre de 2019
Las notas de vigencia, concordancias, notas del editor, forma de presentación y disposición de la
compilación están protegidas por las normas sobre derecho de autor. En relación con estos valores
jurídicos agregados, se encuentra prohibido por la normativa vigente su aprovechamiento en publicaciones
similares y con fines comerciales, incluidas -pero no únicamente- la copia, adaptación, transformación,
reproducción, utilización y divulgación masiva, así como todo otro uso prohibido expresamente por
la normativa sobre derechos de autor, que sea contrario a la normativa sobre promoción de la
competencia o que requiera autorización expresa y escrita de los autores y/o de los titulares de
los derechos de autor. En caso de duda o solicitud de autorización puede comunicarse al teléfono
617-0729 en Bogotá, extensión 101. El ingreso a la página supone la aceptación sobre las normas
de uso de la información aquí contenida.