Capacitación a Madres Comunitarias
Rejillas y
Carteles de
crecimiento:
¿qué son y para
qué sirven?
6
8
COMUNITARIA
Boletín dirigido a las Madres Comunitarias del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar
Nov. 2007
Continúa pág. 3
Más bienestar
para los
Hogares
Comunitarios
No.
02
¡A aprender
jugando!
La recreación de los
niños y niñas mediante
la dinámica del juego
constituye parte
importante en el
desarrollo de la primera
infancia
, por ello el
Instituto Colombiano de
Bienestar Familiar
entregó 62.714
paquetes didácticos, que
contienen instrumentos
musicales, juguetes y
material educativo
duradero, a los Hogares
Comunitarios de 31
departamentos del País.
E
l juego constituye para el niño y
la niña su principal lenguaje, pues
por medio de él expresa su mundo
interior, fortalece y facilita el
aprendizaje; desarrolla su sistema
cognitivo, emocional y
psicológico; enriquece su
creatividad e imaginación; aprende
sobre sí mismo y el mundo que lo
rodea.
A través de la música, los niños y
las niñas aprenden a expresar sus
sentimientos, amplían su vocabulario
y desarrollan sus destrezas motoras,
además, mediante las canciones
pueden introducirse elementos
simples como las partes del cuerpo,
los colores y los animales, entre
otros.
El uso de muñecos, títeres e
implementos didácticos contribuye
en la construcción de normas y
rutinas, permite que los niños y las
niñas compartan sus experiencias y
desarrollen procesos de identidad
personal, facilita los juegos de roles
y desarrolla la motricidad y
concentración de los menores de 6
años.

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
2
Madres Comunitarias
Reconocimiento a la labor de las...
s muy placentero para mí, como Directora General
del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar,
dirigirme a ustedes, a través del segundo número
de “Madre Comunitaria”, para comentarles acerca de las
más recientes acciones adelantadas por el Instituto, las
cuales buscan reconocer su loable labor. Estos proyectos,
cargados de buenas noticias, hacen parte de la
“Política
de Cualificación de los Hogares Comunitarios”.
A partir del anuncio hecho por el Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, el pasado
8 de marzo sobre el aumento del 10% en el valor de la bonificación que se les otorga, se ha
podido estimular en la mayoría de ustedes el ahorro, tomando como base el 2% de dicho
incremento para acceder a créditos de mejoramiento o compra de vivienda, a través del Fondo
Nacional de Ahorro.
Quiero destacar que adicionalmente para el año 2008 se incrementará la beca en un 17.2%
para todas las Madres Comunitarias, según lo afirmó el propio Presidente de la República
durante el Consejo Comunal de Gobierno, celebrado en Tumaco, Nariño, el pasado 25 de
agosto.
De otra parte, en el Plan Nacional de Desarrollo se aprobó que las tarifas de acueducto,
alcantarillado y aseo de los inmuebles de uso residencial donde funcionan los Hogares
Comunitarios de Bienestar y Sustitutos serán considerados estrato uno. El Ministerio Medio
Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial adelanta la reglamentación correspondiente.
Adicionalmente, adelantamos en el Instituto la entrega de 900 unidades sanitarias a los
Hogares Comunitarios de Bienestar y el mejoramiento de las condiciones de habitabilidad
de 950 HCB.
Y con el ánimo de mejorar la ración de los niños y niñas de los Hogares Comunitarios vamos
a incrementar en un 8% el valor de la misma para impactar directamente en la nutrición de
los usuarios del programa.
Esta es sólo una parte de los proyectos con clara vocación social que el Instituto ha programado
para lograr el bienestar de ustedes, que es a la postre, el bienestar de los niños y niñas que
se encuentran bajo su cuidado.
Elvira Forero Hernández
Directora General
E

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
3
Continuación pag. 1
Para Buena Lucía Negrete, Madre
Comunitaria del Hogar Payasitos
de Cotorra, en Córdoba, el hecho
de aplicar las recomendaciones
de crianza diseñadas por
especialistas del Instituto
Colombiano de Bienestar Familiar
y la Sociedad Colombiana de
Pediatría ha favorecido su
desempeño diario, pero sobre todo,
la estadía, el bienestar y el
aprendizaje de los 13 niños y niñas
que tiene bajo su cargo.
“Aprendí que la crianza es la base
fundamental del desarrollo integral
del niño de hoy y del hombre del
mañana”, a ésta reflexión llegó
Buena Lucía después de su
asistencia a las jornadas de
capacitación ofrecidas por el
consorcio Colombiana Kimberly,
logradas a partir de un convenio
suscrito entre esta empresa y el
Instituto Colombiano de Bienestar
Familiar.
“El convenio resume la vocación
de responsabilidad social del
sector privado frente a las
necesidades de la población más
vulnerable y nos ayuda en la
difusión de un mensaje que busca
reivindicar los derechos de los
niños y niñas del País, tal como
lo consagra la nueva Ley de la
Infancia y la Adolescencia”,
aseguró la Directora General del
ICBF, Elvira Forero Hernádez.
Las capacitaciones han favorecido
a cerca de 950 Madres
Comunitarias en las ciudades de
Bogotá, Montería, Ibagué y Tunja,
durante los meses de julio y agosto
de 2007.
Capacitación con
responsabilidad social
Dos muñecos bebés
grandes de sexo
femenino y masculino
Dos carros
Un juego de bloques
lógicos
Cuatro títeres
Un tambor con un
par de baquetas
Un par de maracas
Una pandereta
Un juego de claves
El material está
conformado por:
¡A aprender
jugando!
La inversión realizada por el
Instituto en la entrega de los
paquetes didácticos asciende a
4.600 millones de pesos y es otro
aporte para que las Madres
Comunitarias de todo el País
cuenten con elementos necesarios
para brindar a los niños y niñas,
que están bajo su cuidado y
protección, acciones pedagógicas
que fortalezcan su sano crecimiento
y el reconocimiento tanto de sus
derechos, como de sus deberes.

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
4
De estos casos, el 36% son
protagonizados por los padres
biológicos de las víctimas, el 9%
por los padrastros y un 5% por los
tíos, lo que pone en evidencia que
el peligro está, en la mayoría de
los casos, en el propio seno de la
familia.
Según Elenita Motta, coordinadora
de la “Política nacional de
construcción de paz y convivencia
familiar, Haz Paz” en el ICBF, hoy
existe una tendencia mayor hacia
la denuncia legal, lo que permite
hacer más visible el tema, pero no
es suficiente para neutralizarlo.
De cara a disminuir el abuso, es
necesario que los padres de familia
y las Madres Comunitarias asuman
una actitud preventiva, a través del
diálogo permanente con los niños,
niñas y adolescentes, no esperen
ante la duda y esten atentos a
cambios físicos como:
en niños,niñas o adolescentes
Cómo descubrir y qué hacer frente a...
Según el más reciente
informe de Medicina
Legal, en Colombia se
registra un promedio
diario de 29 casos de
abuso sexual contra
niños, niñas y
adolescentes entre los
2 y los 18 años.
Un caso de abuso sexual
Dificultad para sentarse o caminar.
Prendas de vestir rotas, especialmente la interior o presencia de sangre
en ella.
Incomodidad en los genitales. El niño o la niña se toca de forma reiterada,
jala su pantalón o su falda.
Laceraciones y marcas en los senos, nalgas, parte baja del abdomen y
en los muslos.
Dificultad en la realización de actividades como juegos, clases de
educación física o práctica deportiva.
Aparición súbita de infecciones venéreas
Embarazo.
También son frecuentes algunos cambios de comportamiento como:
Mostrarse retraído y silencioso, llegando incluso a estados de silencio
constante, o en caso contrario, denotar un comportamiento excesivamente
agresivo.
Deserción escolar o repentina caída en el rendimiento académico.
Depresión permanente y autoaislamiento de su núcleo social.
Perdida de control de esfínteres.
Si la duda persiste, es importante creerle a la presunta víctima y lo más
importante NO culparlo de lo sucedido.

Con el fin de alcanzar el sueño de
lograr una casa nueva o mejorar la
que ya tienen, las Madres
Comunitarias deberán generar
hábitos de ahorro ininterrumpido
durante 12 meses consecutivos,
demostrar capacidad de pago y
certificar un historial crediticio
favorable.
Así ha sido hasta septiembre el
balance de las jornadas de afiliación
al FNA:
Departamentos con mayor
porcentaje de afiliadas
Casanare es el departamento que ya
logró el 100% de suscripción al
programa. En su orden le sigue
Guaviare, que tiene al 95.2% de las
Madres Comunitarias inscritas,
Córdoba el 92.5% y Quindío el
90.9%.
En la capital del País, el 86.3% del
total de Madres Comunitarias ya se
afiliaron al FNA, seguido de Tolima
con el 84.8%, Cesar 81.9% y
Amazonas con 80.8%.
En los próximos meses, el ICBF tiene
programadas jornadas adicionales
para que todas las Direcciones
Regionales alcancen el 100% de
Madres Comunitarias afiliadas al
Fondo.
El FNA le abrirá a cada agente
comunitario una cuenta en la cual el
Instituto le consignará el 2% de la
bonificación que reciben
mensualmente como aporte a su
ahorro.
De igual manera, cada Madre podrá
realizar un ahorro voluntario de
mínimo $9.035, que le permitirá
incrementar el capital semilla para
la adquisición de la vivienda o el
mejoramiento de la misma. Una vez
afiliada al FNA recibirá un volante
con el número de cuenta y el código
de barras, para que cada mes realice
el aporte que se comprometa a
cancelar.
Dicho aporte se debe realizar de
forma ininterrumpida y puntual
durante 12 meses, para que así la
Madre Comunitaria pueda acceder
a la asignación del crédito de
vivienda.
COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
5
Mediante convenio interinstitucional, ICBF estimula hábito
de ahorro para compra o mejoramiento de vivienda
Para obtener un crédito
de hasta 15 años,
proyectado en pesos y con
una tasa de interés fija,
51 mil de las 79 mil
Madres Comunitarias del
Instituto Colombiano de
Bienestar Familiar
suscribieron un Contrato
de Ahorro Voluntario con
el Fondo Nacional de
Ahorro (FNA).
51 mil Madres Comunitarias
más cerca de sus sueños
Requisitos:
El horario de inscripción
es de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.
Las Madres Comunitarias
deberán presentar fotocopia
legible de su cédula de
ciudadanía.
Generar hábitos de ahorro
ininterrumpidos durante 12
meses consecutivos.
Demostrar capacidad de pago.
Certificar un buen historial
crediticio.

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
6
Más bienestar
para los
Hogares
El Instituto Colombiano de Bienestar
Familiar emprendió la “Política de
Cualificación de los Hogares Comunitarios”,
con el propósito de dotar a los Hogares
y a las Madres Comunitarias de las
herramientas necesarias para garantizar aún
más el bienestar de los niños y niñas usuarios:
• Servicios públicos:
el Gobierno
Nacional reglamentó que los Hogares
Comunitarios y Sustitutos sean
considerados estrato uno para el cobro
de las tarifas de acueducto, alcanta-
rillado y aseo.
• Exención tributaria del cuatro por
mil:
los retiros que realicen las
Asociaciones de Hogares Comunitarios
autorizadas por el ICBF, de los recursos
asignados por esta entidad, no tendrán
el cobro del cuatro por mil.
• Componente nutricional:
para
garantizar el aporte nutricional a los
niños y niñas beneficiarios de los
Hogares Comunitarios, el Instituto
desarrolló una minuta patrón, que sirve
de base para derivar los menús diarios,
conforme a los hábitos alimentarios de
la población en las diferentes regiones
del País y la disponibilidad de alimentos
según las épocas de cosecha. Para el
próximo año, las raciones tendrán un
aumento del 8%.
• Certificado judicial:
el ICBF
suscribió un convenio con el DAS
para que el Instituto realice
directamente el trámite de solicitud
del certificado de antecedentes
judiciales de las Madres Comunitarias
y su cónyuge o compañero per-
manente.
• Proyecto de atención en cuidado,
nutrición y educación inicial:
proyecto de atención a niños y niñas
menores de 5 años, de población
desplazada o vulnerable. Las Madres
Comunitarias recibirán formación para
garantizar un entorno saludable y
adecuado, que promueva aprendizajes
tempranos de calidad.
De esta manera, el Instituto
Colombiano de Bienestar Familiar
garantiza cada día el bienestar y
desarrollo integral de los niños y niñas
que asisten a los Hogares Comu-
nitarios.
• Incremento de la bonificación:
para el año 2008, el Gobierno
Nacional autorizó un incremento
de 17,2% en la bonificación.
• Formación, capacitación y
profesionalización:
• Capacitación a 5.000 Madres
Comunitarias, en convenio con
el Sena y mediante la creación
de 5 Aulas Itinerantes o móviles,
en áreas como bioseguridad,
higiene en alimentos y cuidado
de niños.
• Para la profesionalización de las
Madres Comunitarias se
otorgarán 40 becas para carreras
tecnológicas, 20 para carreras
profesionales y 10 para
especializaciones.
Viviendas con Bienestar:
a
través del cual las Madres
Comunitarias que resulten
beneficiarias de los subsidios de
vivienda de interés social del
Gobierno Nacional contarán con
el acompañamiento de Educadores
Familiares, quienes brindarán
capacitación en hábitos y
comportamientos saludables,
educación sexual y reproductiva,
prevención de violencia intra-
familiar y prácticas alimentarias,
entre otros.
• Mejoramiento de las condiciones
de habitabilidad:
procesos de
formación, capacitación y asistencia
técnica en la remodelación o
mejoramiento de los Hogares
Comunitarios de Bienestar, para que
se ajusten a los requisitos técnicos y
sociales necesarios para propiciar el
desarrollo y protección de la niñez y
las familias colombianas.

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
7
¿Cómo lavarse las manos?
• Lávese las manos con agua y jabón.
• Cuente hasta 30 mientras limpia todas
las partes de las manos.
• Retire el jabón frotando las manos juntas
debajo de la corriente de agua.
• Seque las manos con un trapo limpio o deje
que se sequen al aire.
¿En qué situaciones debe lavarse las manos?
• Después de ir al baño.
• Antes de comer.
• Antes de cocinar.
• Después de cambiar el pañal.
• Luego de manipular basuras.
Consejos prácticos
Desde esta edición, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar trae una sección de
“Consejos prácticos”, que será una herramienta para ustedes, Madres Comunitarias,
en la formación de hábitos saludables en los niños y niñas usuarios
del programa Hogares de Bienestar.
Vea todos los domingos por el
canal institucional el programa
“Viva con Bienestar”, de 9:30
a 10:00 a.m. Allí encontrará
historias de vida, consejos
prácticos y podrá conocer los
programas y proyectos que el
ICBF desarrolla a favor de los
niños, niñas, adolescentes y
familias del País.
9:30 a 10:00 a.m.
Canal
Domingo

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
8
Con el propósito de realizar un
seguimiento continuo al estado
nutricional de los niños y las niñas
usuarios de los Hogares Comunitarios
de Bienestar, el ICBF desarrolló una
nueva Rejilla y Cartel de crecimiento,
que hacen parte del “Sistema de
seguimiento nutricional” que deben
realizar todas las Madres
Comunitarias.
El “Cartel de crecimiento” permite
identificar cómo está el peso de los
niños y las niñas del Hogar
Comunitario, con relación a su edad.
Adicionalmente, esta misma
herramienta permite valorar, a través
del tiempo, si la ganancia de peso de
cada niño y niña está acorde, no hay
progreso o está mal.
Dicha valoración le será útil a la
Madre Comunitaria para tomar
correctivos a tiempo, según cada
caso, y de esta manera garantizar el
desarrollo integral de la primera
infancia.
El otro instrumento, las “Rejillas para
la valoración del crecimiento” son
de gran utilidad a la hora de detectar
rápidamente las alteraciones en el
crecimiento de los niños y niñas,
tanto en talla como en peso y según
la edad.
Durante lo corrido del 2007, el ICBF
publicó y distribuyó entre los Hogares
Comunitarios de Bienestar 13 mil
“Carteles de crecimiento”, con el
propósito de hacer las
valoraciones
a los menores de dos años; así como
52 mil para menores de siete años.
De la misma manera, distribuyó 720
mil “Rejillas de valoración del
crecimiento” para niños y niñas
menores de siete años, no sólo de los
Hogares Comunitarios sino de los
diferentes programas incluidos en el
“Sistema de seguimiento nutricional”.
•La crianza es el acompañamiento
inteligente y afectuoso por parte
de los padres hacia los hijos,
fundamentado en el cariño, la
tradición cultural y el diálogo.
•En el manejo de las “pataletas”
un ambiente tranquilo ayuda a
recuperar el control.
•Los niños y niñas toman el
ejemplo de sus padres y
cuidadores, por ello hay que
enseñarles a manejar de manera
adecuada sus emociones.
•El buen trato contribuye a tener
una adecuada salud mental y
emocional del niño y la niña.
•Nunca debe utilizarse como
sanción por una falta el prohibir el
juego, la alimentación o ejercer
maltrato físico.
•La medida disciplinaria debe ir
acorde con la falta y tener un
principio y un final.
•El desarrollo psicológico y
afectivo del niño y la niña
comienza desde el momento
mismo de la gestación.
• Los niños y niñas que no tienen
vínculos afectivos adecuados no
se sienten capaces de asumir retos,
son inseguros y manifiestan signos
de angustia e irritabilidad.
Lo que usted
debe saber sobre
la crianza de los
niños y niñas
bajo su cuidado…
Rejillas y Carteles
de crecimiento:
¿qué son y para qué sirven?

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
9
Desde el 1º de enero del 2008 las
Madres Comunitarias del Instituto
Colombiano de Bienestar Familiar
serán vinculadas a las Cajas de
Compensación en todo el País, así
lo anunció el presidente de la
República, Álvaro Uribe Vélez, en
el Consejo Comunitario desarrollado
en el barrio Muzú, al sur de Bogotá.
La vinculación a las Cajas de
Compensación beneficiará un total de
79 mil Madres Comunitarias,
permitiéndoles disfrutar de los servicios
de educación, vivienda, salud y
recreación con tarifas reducidas.
El  pago a las Cajas por concepto de
la afiliación será asumido por el ICBF,
con un monto para la vigencia del 2008
por 10 mil millones de
pesos.
Picacho con Futuro
Madres Comunitarias serán afiliadas
a Cajas de Compensación
A tan solo 45 minutos del centro de
Medellín se encuentra la Comuna 6
conocida como Picacho, en donde
según el último censo del DANE
viven 13.608 familias y
aproximadamente 80 mil niños, niñas
y adolescentes.
La Comuna, ubicada en la parte
noroccidental de la ciudad, es de las
zonas más deprimidas de Medellín,
sin embargo sus habitantes están
dispuestos a transformarla y a
convertirla en ejemplo de progreso y
superación.
Para conseguirlo, diferentes
fundaciones y asociaciones
contribuyen principalmente al
desarrollo integral de la primera
infancia, pues allí, aseguran, está en
futuro de la Comuna. Una de ellas es
la Corporación Picacho con Futuro,
que es una organización de segundo
grado, lo cual quiere decir que está
conformada por otras organizaciones
más pequeñas y es de origen
comunitario.
La Corporación nace hace 13 años
gracias a la unión de seis
organizaciones y trabaja por el
desarrollo de la Comuna 6, en
diferentes frentes, con infancia, con
juventud y con organizaciones
comunitarias como tal porque su
misión es el fortalecimiento de este
tipo de asociaciones para apoyar el
desarrollo de la zona noroccidental
de Medellín.
Precisamente, dos socias de la
Corporación son organizaciones de
Madres Comunitarias, que se
benefician de los programas que
ofrece Picacho con Futuro.
Uno de los más representativos es el
programa de Ludotecas, donde
mensualmente atienden alrededor de
3.500 niños y niñas, sobre todo de la
parte alta de la Comuna.
Claudia Obando, directora de la
Corporación, asegura que la idea de
la Ludoteca surgió en gran parte de
querer apoyar y complementar el
trabajo que hacen las Madres con los
Hogares Comunitarios de Bienestar.
De esta manera, ellas tienen prioridad
para utilizar el espacio de la Ludoteca.
Ana Teresa Ocampo, representante
legal de la asociación Madres
Comunitarias El Triunfo, de Picacho,
asegura que la Ludoteca se ha
convertido en un espacio que los
niños y niñas de su asociación
disfrutan semanalmente y en el cual
pueden explotar sus talentos.
Además de la Ludoteca, la
Corporación cuenta con unos
procesos de formación, asesoría y
acompañamiento que brinda a sus
organizaciones socias, todo esto
encaminado a la prevención de la
violencia intrafamiliar y el maltrato
infantil. La estrategia consiste en
fortalecer las organizaciones que
trabajan por la Comuna para que de
esta manera los niños y niñas crezcan
en un ambiente de amor, libre de
cualquier tipo de maltrato.

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
10
María Consuelo Gómez
Martínez, María Gladys Quiroz
Rueda y María Elsy Herrera
López, son tres Madres
Comunitarias que trabajan por
los niños y las niñas de la
Comuna 6 en Medellín,
conocida como Picacho.
Las tres son líderes en su
comunidad y gracias al ímpetu
y su espíritu de superación,
unido al de otras Madres
Comunitarias de la Comuna,
pudieron acceder a recursos del
presupuesto participativo
otorgados por el municipio de
Medellín y con los cuales
obtuvieron para sus respectivas
asociaciones este año estudios
tecnológicos para más de 200
Madres Comunitarias de
Picacho.
Esas capacitaciones fueron en
primeros auxilios, fabricación
de material didáctico, derechos
de la mujer y pedagogía infantil
y tienen un solo objetivo, buscar
el mejor desempeño de los
Hogares Comunitarios, a través
de una atención de calidad para
los niños y niñas usuarios.
Igualmente, apartaron un rubro
importante de esos recursos para
ofrecer capacitación a 50 padres
de familia sobre prevención de
la violencia intrafamiliar y el
maltrato infantil.
Y ya este año las tres marías
tienen adjudicados nuevos
recursos del presupuesto
participativo para ejecutarlos en
2008. Por un lado, María Gladys
logró 100 millones de pesos para
educación de los agentes
comunitarios y otro, de 80
millones, destinado a la dotación
de los Hogares Comunitarios de
su asociación.
De su parte, María Consuelo y
María Elsy para dotación y
estudio recibieron 93 millones
de pesos.
“La gente nos decía que
nosotras, mujeres de 40 y 45
años en promedio, estábamos
María Consuelo Gómez y los niños y niñas de su Hogar Comunitario.

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
11
perdiendo el tiempo estudiando.
Decían que loro viejo no aprende
a hablar,
usted qué se va a meter
a hacer allá. Pero ahora les digo:
loro viejo sí aprende a hablar”,
afirma María Elsy con una
seguridad que no deja espacio para
dudar que las Madres Comu-
nitarias de la Comuna están
comprometidas con el desarrollo
integral de la primera infancia.
En la Comuna 6 de Medellín
existen 19 asociaciones de
Madres Comunitarias que
atienden aproximadamente a
5.000 menores de 7 años.
Pero el programa no sólo
beneficia a los niños y niñas y
a sus familias, aseguran las
marías que también lo hace con
ellas mismas, pues gracias a él
han podido aportar a su hogar
sin descuidar a sus hijos.
“Me ha servido mucho, fue una
puerta que se me abrió
inmensamente. Yo soy madre
cabeza de familia, tengo dos hijas
y me preocupaba mucho con
quién dejarlas”, asegura María
Consuelo, quien lleva con el
Hogar Comunitario 15 años.
Cuando es María Gladys la que
responde su corazón se llena de
sentimientos que sus ojos no
pueden ocultar y después de un
largo suspiro atina a decir: “Es
que si me pongo a contar no
alcanzo a terminar. Para mí el
programa Hogares Comunitarios
me ha hecho crecer como persona,
como madre, como esposa, como
líder comunitaria”.
Y ahora, aseguran, tendrán la
oportunidad hasta de mejorar
su casa, pues están
aprovechando los incentivos
que el Gobierno Nacional les
otorga, uno de los cuales es a
través del Fondo Nacional del
Ahorro.
María Elsy Herrera liderando una reunión con otras Madres Comunitarias de la Comuna 6.
“Me ha servido
mucho, fue una
puerta que se me
abrió inmensamente.
Yo soy madre cabeza
de familia, tengo dos
hijas y me
preocupaba mucho
con quién dejarlas
”.

COMUNITARIA
Nov.
/ 2007
12
María Consuelo sueña con
mejorar los pisos de su Hogar y
María Gladys con construir un
segundo piso para dejar el
primero de uso exclusivo del
programa y que así sus niños,
como siempre los llama,
disfruten de un lugar amplio, en
donde puedan correr, aprender
y desarrollarse mejor.
Son innumerables las historias,
las vivencias, los aprendizajes
y las victorias obtenidas por
estas Madres Comunitarias a lo
largo de su paso por el programa
Hogares de Bienestar y son
precisamente todos esos
sentimientos los que hacen que
las tres marías quieran seguir
trabajando por la comunidad y
sobre todo quieran seguir
entregando lo mejor de sí por
obtener cada día la satisfacción
de estar formando a los hombres
y mujeres del mañana.
“Me sueño con ser profesional
y tener un Hogar muy grande,
con más niños porque si uno se
queda quieto se vuelve como
un vegetal, en cambio si está
con niños uno tiene espíritu de
niño y todo el tiempo vive como
alegre”, puntualizó María
Gladys al mismo tiempo que se
despedía de sus niños y niñas
luego de un día entero de risas,
diversión y enseñanzas y les
recomendaba a los padres el no
olvidar llevarlos a su Hogar a
primera hora del día siguiente.
“Me sueño con
ser profesional
y tener un Hogar
muy grande, con
más niños porque
si uno se queda
quieto se vuelve
como un vegetal,
en cambio si está
con niños uno tiene
espíritu de niño y
todo el tiempo vive
como alegre”.
María Gladys Quiroz en actividades lúdicas con los niños y niñas de su Hogar.